REVIEW DE «A SILENT VOICE» (KOE NO KATACHI)

(ALERTA SPOILERS)

 

Recordamos al lector que el siguiente contenido es un breve y conciso análisis de aspectos clave del film. Nuestra visión y parecer, marcando así el sentido de la composición dentro de la película.

 

Seis años después de haber atormentado a una compañera de clase, la cual padece una enfermedad del oído, es sorda de nacimiento, Ishida, nuestro protagonista, busca la forma de comunicarse con ella para disculparse. Ishida es un estudiante de primaria problemático cuya principal misión en la vida es encontrar las formas menos apropiadas de combatir el aburrimiento. Es por eso que cuando Nishimiya es trasladada a su clase se convierte inmediatamente en blanco de sus burlas. Su acoso llega hasta tal punto que el resto de la clase acaba dándole la espalda, no sin antes haber participado indirectamente. Seis años después se convierte en un estudiante de instituto solitario y atormentado. De esta forma, comienza su particular camino hacia la redención.

“Koe no Katachi (A Silent Voice)” (2016) estrenada el mismo año que “Your Name” y producida por el estudio Kyoto Animation, es la película identificadora de la poco conocida directora Naoko Yamada. Los más feligreses la conocerán por la adaptación de “K-ON !” (2011) al universo anime. Desde ShiroAnime estamos verdaderamente contentos, pues de todas es la primera obra que os presentamos dirigida por una mujer.

 

MY GENERATION

Empezando por el principio, Yamada marca de una manera clara y elegante el tono de la película. Con la canción “My Generation” del grupo británico The Who, la directora nos presenta la historia de unos jóvenes que, por unas o por otras, no dejarán de reivindicar sus mejores días de juventud. Y como luego nos narra la película estos pudieron ser buenos o malos, dependiendo del punto de vista.

 

COMPOSICIÓN (LENGUAJE)

En esta cinta nos encontramos distintos, aunque escasos, aspectos a explicar y describir. En primer lugar podríamos remarcar la escasez de lenguaje de sonido. Nos ocupa una película en donde el sonido, la falta de él más bien, es de capital importancia. La directora, en vez de perderse en intentos de realismos y embellecimiento de la animación, podría haberle dado un sentido narrativo y constructivo al lenguaje de sonido. Como ya hemos indicado en análisis anteriores, la ausencia razonable y con sentido del sonido es la presencia total de él. No encontramos material alguno en este aspecto.

Podríamos considerar la abundancia de cerezos y naturaleza en plena vitalidad, una especie de alegoría de la juventud de nuestros personajes y el valor de esta. No tomemos solamente este aspecto como una simple casualidad ya que la trama se desarrolla en una ciudad de Japón. Una buena película no es solamente aquella que nos emociona o que nos agrada. Una buena película, para serlo, es necesario que tenga una mínima construcción narrativa en todos los aspectos que la forman: montaje, sonido, luz y color, música, acting, planificación, etc. Es por ello que por el hecho de tener unos colores vivos, un mensaje potente y una animación definida no convierte en buena película a ninguna obra.

La presentación de nuestros protagonistas es bien sencilla. Se nos presenta a Ishida como el típico gamberro, popular y errante. Por otro lado a Nishimiya nos la presentan como una joven tímida pero decidida, educada, responsable, amable y con una característica física: es una chica sorda que necesita comunicarse con sus compañeros a través de una libreta que siempre lleva consigo.

Ishida, en el tiempo presente de la película, es un joven adolescente solitario y con cierto grado de depresión atormentado por sus actos en el pasado. ¿Y cómo sabéis si tiene depresión o no sin necesidad de que os lo digan en un sentido discursivo en la película? Este es el aspecto estrella del lenguaje a analizar en la película. Os habréis percatado que durante todo el metraje hay un tipo de plano con una escala única, más o menos abierta, que no deja de repetirse. En psicología, uno de los aspectos que distingue y define a una persona con cierto grado de tristeza o depresión es el hecho de que la mayor parte del tiempo dirige su mirada hacia el suelo, pues abunda el sentimiento de soledad, inferioridad y dolor. Ishida es el primer personaje que lleva consigo este aspecto. De esta manera se nos indica el estado de salud mental del personaje y que, pese a que el resto de personajes, los compañeros de la época de la juventud, también tengan este tipo de planos en su punto de vista pues es obvio que la película contiene puntos de vista múltiples, en él reside el punto de vista general y único de la película. Podemos ver reflejado ese punto de vista principal en otro aspecto notable, aunque superficial, de la película: LAS CRUCES. Ishida reniega de las relaciones sociales con sus compañeros, pues teme ser juzgado y señalado. Es entonces que él, con su punto de vista, les oculta sus rostros con cruces.

Uno de los últimos aspectos a destacar es la presencia del puente en el que todos nuestros personajes, antes o después, algunos o todos ellos, se encuentran en algún momento. ALERTA METÁFORA. Ishida quiere tender puentes con Nishimiya después de todo lo sucedido en el pasado. El puente como elemento de unión y búsqueda del camino redentor. Pues es donde se reencuentran nuestros personajes, donde lloran y discuten. Donde se sonríen y se abrazan. Cierto es que en momentos puntuales ha sido el escenario de discusiones y peleas. Pero al final del film es el primer escenario de la reconciliación (El segundo serán las calles de la feria en las que concluye el film).

Finalmente, al inicio del film Ishida pretende suicidarse saltando desde un puente hacia el agua que pasa bajo este. Este acto es interrumpido por el estallido de un cohete de fuegos artificiales. En el clímax del film, Ishida ha ido a buscar la cámara de fotos al piso de la familia Nishimiya y vemos a su amiga al filo del balcón decidida a saltar y quitarse la vida. El cielo está inundado de la luz  de los fuegos artificiales del festival. Rima visual y narrativa que nos regala la directora. Lo que antes detuvo a nuestro protagonista ahora lo precipita al vacío.

 

CONCLUSIÓN

Como decíamos al inicio, no se visualizan grandes, o considerables, muestras de lenguaje en cuanto a la banda sonora, sonido o color. Si consideráis que este equipo ha pasado algo por alto en cuanto al lenguaje cinematográfico hacérnoslo saber.

Es cierto que la película ha ido de boca en boca gracias al mensaje que transmite y la temática que contiene. Sería absurdo señalar la clara posición de este equipo en cuanto a los actos y temática del film. Nadie que se considere humano participaría, no sólo de ningún acto de esta índole, sino que no cabe la apología de los mismos en su orden del día vital. Claramente, no sólo el anime sino también el manga, una producción necesita ser distribuida y comercializada. Cualquier producto audiovisual o cinematográfico que trate el acoso en cualquiera de sus ámbitos vende. En este caso tenemos suerte que nos encontramos una pieza con cierta construcción.

Como guinda, y permítasenos dar una pincelada de nuestro parecer, “A Silent Voice” es una película digna de respeto y consideración. Pero consideramos que el status, la importancia y la calificación que se le ha hecho al film no es el adecuado. Ciertamente, predomina más la objetividad que los gustos de los espectadores. Generalmente las mejores películas reciben poca taquilla y/o visionados. “Koe no Katachi” es una buena película, no lo negamos, pero no es la mejor película ni del año de su estreno ni estaría en los primero puestos del anime. Aun así nos ha encantado.

Nota al espectador: Podemos encontrarnos con distintos tipos de espectadores. Por un lado, el espectador sufrido, sensible e impresionable. La cinta lleva al límite ciertos aspectos como lo hacía nuestra amiga “Quiero comerme tu páncreas”. También está el camarada que lleva consigo la experiencia de lo sucedido en el fil, acosado o acosador. O el espectador respetablemente frío, contempla y/o disfruta la obra y a otra cosa mariposa. Seas quien seas, esta película nos ha enseñado a limitar los juicios, ven, acompáñanos, te invitamos a verla de nuevo o a verla por primera vez. Hagamos que hasta la voz más silenciosa se oiga más allá de Orión.

 

-Kiiro

2 comentarios en “REVIEW DE «A SILENT VOICE» (KOE NO KATACHI)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *