ONE PIECE: REVIAW MANGA CAP. 979 «PROBLEMAS FAMILIARES»

 

Bienvenidos seguidores de One Piece a la Review del capítulo 979 de este maravilloso manga. En la portada, la Tribu Tontatta a encontrado un barco a la deriva con el que parece ser Pound, el padre de Lola y Chiffon.

 

Nos encontramos en mitad del banquete. Orochi ha bajado la guardia porque gracias a los informes del espía Kanjuro, sabía todos los movimientos de los vainas rojas, y con un plan perfecto había conseguido evitar la venganza de los samuráis. Ya no tendría pesadillas con los fantasmas de la familia Kozuki. Bueno, eso creía él, porque en realidad, en Onigashima ha comenzado el asalto. El ejército del este, liderado por Kin’emon, y el ejército del sur, liderado por Denjiro, en total tienen más de 5000 soldados. En el submarino de Law, se han subido los vainas rojas y avanzan hacia el fondo del mar. Van a infiltrarse en el castillo en el que están Kaido y Orochi.

Tal y como supuso Kin’emon, Kanjuro, que había secuestrado a Momonosuke y lo estaba llevando al lugar de Orochi, todavía ni había llegado hasta allí. Pues es la primera vez que ha estado en Onigashima y además para todos los soldados sigue siendo el enemigo, con lo cual tiene que lidiar también con ellos. Mientras busca la manera de llegar lo más rápido posible para informar a Orochi y a Kaido de lo que pasó con Kin’emon y los demás, Momonosuke ve un cuchillo en el suelo y se acerca disimuladamente para hacer algo. El enemigo, todavía no se ha dado cuenta de que un ejército de 5000 hombres avanza hacia allí, y por eso, la fiesta continúa sin descanso.

Al mismo tiempo, en la zona de desembarco, solo quedan algunos Mugiwaras. Franky trama algo para poder alcanzarlos rápidamente. Al verlo, Jinbe recuerda que “eso” ya lo vio en la isla Gyojin. Pues sí, Franky ha vuelto a sacar “eso” aunque él prefiere otros nombres. El Rinoceronte Negro Fr-U Nº 4 y el Braquiotanque Nº 5 con el piloto de tanques en su interior, el Comandante Chopper. Nami y Carrot se alegran al ver el tanque, con eso podrán ir seguros y rápidos.

Franky le pregunta a Jinbe si sabe donde esta Luffy. Al parecer el fue con Eustass Kid y entraron de frente como si nada. Recuerda que exactamente le dijo que Kid no conocía el plan de Kin’emon así que se encargará de pararlo. Usopp, Chopper, Nami y Sanji que lo conocen se enfadan porque saben que seguramente monte un alboroto. Pero Jinbe sigue explicando que se lo dijo a Zoro y él decidió ir tras él también para que no monte un alboroto. Entonces Usopp, Chopper, Nami y Sanji otra vez saben que eso es un error, porque Zoro se acabará perdiendo.

Pasando de tema Sanji se lanza al Braquiotanque al ver que Nami se mete en su interior. Pero qué pena, ya está completo. Nami, Chopper, Carrot, Shinobu y Usopp como conductor están en su interior. Sanji insiste a Usopp que salga para poder entrar él en el paraíso, pero Usopp es el único con puntería para disparar el tanque, así que se niega. A la vez, Franky le dice a Robin que si quiere montar en la moto para llevarla, pero Brook se adelanta y se sube él. Así que se forman 3 grupos que se reunirán en la parte trasera de la isla. El grupo el tanque con Usopp, Shinobu, Carrot, Chopper, Nami y Sanji, aunque este último va sentado fuera, el grupo de la moto con Franky y Brook y el grupo que va andando, Jinbe y Robin. Estos dos se van andando manteniendo una conversación bastante interesante sobre la prudencia en las batallas.

En el interior del castillo los Tobbi Roppo se presentan ante Kaido. Ulti se alegra de verlo después de mucho “tiempito”. Kaido les pregunta si están bebiendo, pero Sasaki le responde que no ganan nada bebiendo con unos debiluchos y que quieren beber con él. A Kaido le parece bien y luego iran al salón que hoy tienen una buena fiesta. Él quería presentarles a Linlin, pero parece que se está cambiando así que lo dejan para después. De todas formas él no fue el que los hizo venir, fue King, que aparece en la habitación.

King decidió llamarlos como si fuese Kaido porque sabe que hay algunos como Who’s Who o Sasaki que no vendrían su usara su nombre para llamarlos. Después de todo, ellos son antiguos capitanes de una banda pirata y quieren sus puestos de “Cabezas de cartel”. Sasaki y Who’s Who no lo niegan, de hecho en un sistema en el que se avanza hacia arriba con la fuerza bruta es lógico que tengan sus cabezas como objetivos. Kaido pone un poco de paz en el asunto y le pregunta a King el motivo de su llamada. King se ha enterado del pequeño incidente que lo ha retrasado y pensaba que Kaido necesitaba a esa gente.

Kaido lo afirma y llama a Baofang para que le diga la agenda de hoy. Antes de nada, Baofang es una shinuichi de los piratas bestia con la smile del la ardilla voladora. No quiero decir nada pero puede que Shinobu ya tenga rival. Volvamos a la agenda de hoy. Ahora mismo, Queen está llevando a cabo el baile del Kagura dorado en el escenario. Después de eso, los tres cabezas de cartel junto al Sr. Fukurokujo harán un brindis. Después, el Sr. Kaido y el Sr. Orochi dirán unas palabras. Después hay que esperar a que llegue el barco de la banda de Big Mom y entonces el Sr. Kaido y la Sra. Big Mom anunciaran la alianza pirata más fuerte del mundo. Y después de eso, el Sr. Kaido hará un anuncio muy importante. Eso es todo.

Ulti queda muy sorprendida con el anuncio tan importante que de Kaido, no es propio de él dejar ese suspense. Kaido lo sabe, pero si lo dice antes de tiempo sembraría el caos. En definitiva, la misión que Kaido les quiere encomendar es que traigan de vuelta al imbécil de su hijo, “Yamato”, que al parecer ha desaparecido hoy. Los Tobbi Roppo saben que va a ser difícil e intuyen que el anuncio que tiene que dar es sobre su hijo. Al ser una misión tan importante, quieren una recompensa si lo logran hacer. Entonces Kaido les propone que si cumplen la misión se les concederá el derecho de retar a los cabezas de cartel. King y Jack que se encuentran en la misma habitación no ponen objeciones y aceptan el reto.

Y de repente, Luffy ha llegado por fin a la sala grande de la fiesta. Reconoce incluso a Queen de cuando lo vio en Udon. Subido encima de la cabeza de un borracho, está buscando a Kid. El no sabe nada de los sentimientos de Oden y actua por su cuenta. Luffy, le pregunta al borracho si ha visto a Gizao. Obviamente el borracho no sabe quién es ese tal Gizao, pero sí que le suena la cara de Luffy. De repente, nuestro capitán ve un montón de comida con muy buena pinta y se distrae, hasta que le derraman encima una olla llena de sopa de judías dulces. Unos hombres la están tirando porque al parecer hicieron demasiada para satisfacer a Big Mom y ahora sobra. Los hombres, además se están riendo diciendo que deberían tirarla al pueblo Okobore que seguro que ellos la lamerían encantados incluso del suelo. Entonces Luffy recuerda lo contenta que Tama se puso al probar la sopa y mira con cara de enfado a esos hombres. Fin del capítulo.

Este ha sido un capítulo sin ninguna revelación sorprendente pero que sinceramente me ha gustado bastante. Para empezar, hemos vuelto a ver las cómicas interacciones entre los Mugiwaras al más puro estilo One Piece y eso me ha gustado después de tanto tiempo. Este capítulo también da pie a muchas teorías, sobre todo las podemos sacar de la reunión de Kaido con los Tobbi Roppo. Para empezar el anuncio tan importante que tiene que hacer Kaido sobre su hijo. Yo aquí tengo dos teorías muy simples, o lo va a casar con alguna hija de Big Mom o va a matar a Orochi para darle su fruta a su hijo que se convierta en el Shogun. Lo siguiente, es el hecho de que los Tobbi Roppo sean antiguos capitanes de otras tripulaciones, es decir, como X-Drake. Para acabar, seguramente Luffy la empiece a liar en el siguiente capítulo. Pero bueno, lo mejor es esperar y ver con que nos sorprende Oda.

 

Y hasta aquí esta humilde review de este de capítulo.

Un saludo de vuestro nakama Shinku y hasta la próxima.

-Shinku

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *