ONE PIECE: REVIEW ANIME CAP. 927 «¡EL MONSTRUO SERPIENTE, SHOGUN OROCHI!»

 

Bienvenidos seguidores de One Piece a la Review del capítulo 927 de este maravilloso anime. Recordemos que Robin se infiltró en el Castillo de Orochi, pero fue atacada y acorralada por los Oniwabanshu, aunque logró escapar de momento gracias a su clon. Mientras tanto, el Shogun Orochi sigue el banquete con sus subordinados y donde Komurasaki se pone un poco celosa de Robin. Por otro lado, en la Playa de Kuri, Chooper y los demás se encontraron con Big Mom que ha perdido completamente la memoria. Una vez puesto en contexto, empecemos con la review.

Empezamos el episodio allá donde lo dejamos, la Playa de Kuri. Big Mom ha despertado y no recuerde nada. Tama y Kiku le ofrecen curaciones por si esta herida pero Chopper recuerda lo que hizo en Whole Cake y el poder que ella tiene, así que es mejor no mezclarse con ella e irse la más rápido de allí. Big Mom se va situando poco a poco y le pregunta a Tama y a Kiku si saben su nombre. Tama, que ha escuchado a Chopper antes, sabe que se llama Big Mom y se dispone a decírselo. Chopper reacciona rápido y la para antes de que lo diga para evitar que recupere la memoria, así que detiene a Tama y le dice que se llama Olin. Big Mom al principio parece que sospecha que es mentira pero en seguida acepta el nombre y dice que es muy lindo. Mantienen una conversación donde Tama se presenta y explica que Chopper es un doctor. Para acabar “Olin” agradece la ayuda pero le rugen las tripas, tiene hambre.

Vamos a ahora donde se va a desarrollar el resto del episodio, el Castillo de Orochi. En el banquete Orochi sigue diciendo que se debe aplastar al enemigo con una fuerza abrumadora. Se acerca a Kyoshiro y le dice que lo que está sucediendo es algo más que algunos de sus subordinados hayan sido golpeados. Orochi continúa explicando que algunos extraños se infiltraron en la capital y entonces decide decir lo que iba a decir a todos los asistentes al banquete.

Este año es el vigésimo año desde que Kozuki Oden murió. Su esposa Toki dijo que habría represalias este año. El legado de Oden persiste. Todos escuchan atentamente. Un hombre medio borracho al que Komurasaki le está sirviendo sake, se queja de que el Shogun explique de nuevo esa historia de fantasmas y que él, y asume que Komurasaki también, ya han olvidado a Oden. Komurasaki en cambio se muestra tranquila y atenta a lo que continúa diciendo Orochi pero con una cara un poco de preocupación.

Orochi prosigue haciéndoles recordar a los asistentes que los hombres de Oden, los Nueve Vainas Rojas eran inusualmente fuertes. Su líder Kin’enom, era un tipo brillante y han regresado a la Tierra de Wano después de 20 años y se están preparando. Orochi está asustado, se supone que ellos vendrán a cortar su cabeza. De mientras, algunos hombres murmullan. ¿Cómo puede ser que siga asustado de los Kozuki si ya han enterrado a muchas personas relacionas con Oden? Orochi sigue diciendo que Kaido ya derroto al enemigo, pero los hombres del yokozuna y Jack fueron atacado en Kuri. Un cocinero de soba en la capital y un ronin atacaron a algunos yakuza y que tal vez eso estén bajo las ordenes de Kin’emon. Nosotros sabemos que esos fueron Sanji y Zoro. Kyoshiro se ríe y dice que no puede esperar a enfrentarse con el Zorro de Fuego Kin’emon y los demás samuráis y que les cortará con un solo ataque.

Orochi se ríe de que Kyoshiro sea tan confiable y asegura que Oden murió justo delante de sus ojos pero su hijo Momonosuke sigue vivo. El cuerpo del moscoso nunca fue recuperado junto a los demás y por eso el Clan Kozuki no ha muerto aún y su objetivo es revivirlo. Orochi está seguro que ellos van a cortar la cabeza de Kaido y que definitivamente vendrán. Algunos de los asistentes se ríen disimuladamente de la cobardía de Orochi y de cómo puede pensar que le cortarán la cabeza a Kaido. Mientras, Toko que está llevando saque se da cuenta de todos los comentarios.

Orochi sigue empeñado en que este es el año y les pide a todos que recuerden las últimas palabras de Toki y no bajen la guardia. Nadie le toma en serio y están cansados de esta historia que es casi imposible. “Eres la luna inconsciente dela amanecer. Si existiera un deseo apasionado que pudiese ser cumplido, será donde nueve sombras tomen forma, unidas a través de veinte años de noches iluminadas por la luz de la luna. Solo entonces conocerás el resplandor del amanecer”. Esto es lo que dijo Toki y Orochi continúa explicando su significado. El cree que 20 años después, en una noche de luna llena, para calmar el rencor nueve samurái aparecerán con fantasmas y ellos le matarán y abrirán la Tierra de Wano.

En un lado de la sala, Robin ha descubierto que Orochi confía plenamente en esa profecía, pero a sus subordinados no les importa. Todos los subordinados están aguantándose la risa. Oden y los vainas rojas están muertos y ya nadie les recuerda es imposible que se cumpla la profecía, piensan la mayoría. Orochi sigue sin darse cuenta que se están riendo de él y sigue asustado y advierte que nadie puede bajar la guardia. De repente pasa algo inesperado, todo el mundo queda anonadado de lo que está sucediendo, alguien se está riendo a carcajada limpia. Es Otoko que no puede aguantarse la risa por ver que todos están tomando por tonto a Orochi. Una de las chicas que había en la sala se la lleva corriendo de la estancia para evitar que la vean, pero ya es demasiado tarde, Orochi la ha escuchado y se ha enfadado mucho.

Otoko no para de reírse y es imposible que pueda parar y Orochi cada vez está más enojado. El ambiente del banquete ha cambiado por completo. Orochi muy enfadado dice: “Yo soy el Shogun Orochi. El rencor de hace 20 años, acaso crees que yo… ¡¿Crees que yo le temo a eso?!” Orochi agarra la espada y se dirige corriendo a donde se esconde Otoko mientras grita que el derrotó a Oden. De repente Komurasaki se pone en pie y grita que ya es suficiente. Los asistentes se giran sin confiar en que esa mujer de corazón negro pueda hacer algo. Komurasaki llama a su señor e intenta evitar lo que iba a hacer diciendo que ella solo es una pequeña niña. Orochi esta tan enfadado que no le hace caso y sin dudarlo destroza la puerta tras la que se escondía Otoko.

Las chicas de la habitación conocen a Otoko y saben que es propensa a la risa y solo es una niña por eso le piden al Shogun que tenga piedad y no la mate. Pero Orochi ya la ha agarrado por el cuello y la ha levantado aunque Otoko sigue riéndose a carcajadas. Orochi se dispone a matarla y Robin se ve obligada a intervenir pero alguien se le adelanta. Komurasaki va corriendo hacia el Shogun y le pega un guantazo en toda la cara. Esto hace que Otoko caiga desmayada pero Robin con su poder la agarra al vuelo antes de que toque el suelo.

Orochi retrocede hasta el interior de la habitación sorprendido de que su querida Komurasaki le haya golpeado. Los asistentes le piden a la Oiran que se disculpe que se incline hasta que su cabeza toque el suelo. Ella se niega, nunca se humillará ante nadie. Cuando sabe que está en lo correcto no retrocederá ni una pulgada. Orochi, aun en shock, le dice a Komurasaki que tenía pensado hacerle su esposa, pero ella con total seguridad le dice que si lo que quiere es una mujer débil será mejor que la corte, porque ella es la hija de un samurái y no vivirá en desgracia.

Esto enfada aun más a Orochi, no consiente que una simple geisha es tan impertinente con él, el Shogun del país. Entonces Orochi empieza a transformase, mientras destroza lo de su alrededor, y por fin vemos que fruta del diablo se comió y cuál es el aspecto una vez transformado. Todo esto a Kyoshiro le provoca una gran risa. La fruta que se comió es la Hebi Hebi no Mi modelo Yamata-no-Orochi y tipo Zoan Mítica. En pocas palabras, se transforma en una especie de Hidra japonesa.

Orochi le da una última oportunidad a Komurasaki para que se disculpe y suplique por su vida y así no aplicarle una sentencia tan severa, pues para él es una pena que se desperdicie una belleza así y no quiere masticar su cabeza. Entonces, Komurasaki le dice que al ser el Shogun debería aprender a dejar ir las cosas y que no rogará por su vida. Ante la provocación de la que había sido su enamorada, el Shogun se enfurece del todo y ataca a todos los asistentes al banquete mordiéndolos con sus diferentes cabezas. La cabeza principal sigue hablando con Komurasaki que está firme y segura delante de ella y sin apenas pestañear del miedo.

Por otro lado, Robin y Otoko están huyendo para evitar salir malheridas pero un grupo de los ninjas que la estaban buscando al final dan con ella y comienzan a perseguirla. Orochi decide que matará a Komurasaki con sus propias manos y la agarra con su boca de la cabeza principal. De mientras también vemos como Robin ha sido acorralada por sus perseguidores y está rodeada. En otro lugar del castillo, Brook haciéndose pasar por un espectro maligno, está persiguiendo a otros dos ninjas que huyen despavoridos.

Para acabar vemos a Kyoshiro que permanece muy tranquilo con todo lo que está sucediendo a su alrededor. De pronto se empieza reír y agarra su espada mientras observa que hace el Shogun con Komurasaki. Con cada vez más cara de loco, Kyoshiro grita que esto es pandemonio. Con una risa maléfica y con una cara de loco Kyoshir desenvaina si catana y ataca. Fin del episodio.

Episodio muy entretenido en que hemos descubierto varias cosas y nos hemos quedado con la intriga de saber que pasará en el siguiente. Hemos descubierto la fruta que comió Orochi y su apariencia transformado. Ni más ni menos que es un Hidra gracias al poder de la fruta Hebi Hebi modelo Yamata no Orochi y que es de tipo Zoan Mítica. Pero lo más importante ha pasado todo por el final. Komurasaki ha desafiado a Orochi provocando el enfado de este y que la este sosteniendo ahora en su boca. Todo el revuelo también ha ocasionado que Robin junto a Otoko están acorraladas. Y por último Kyoshiro se ha vuelto loco al ver el revuelo y ha empezado a atacar.

 

En el próximo episodio continuaremos donde lo dejamos y veremos que ocurre con Kyoshiro, Komurasaki y Orochi y también si Robin consigue librarse otra vez de los ninjas.

 

Y hasta aquí esta humilde review de este episodio.

Un saludo de vuestro nakama Shinku y hasta la próxima.

-Shinku

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *