ONE PIECE: REVIEW ANIME CAP. 932 «EL SUMO INFERNO DE QUEEN»

 

Bienvenidos seguidores de One Piece a la Review del capítulo 931 de este maravilloso anime. Recordemos que en el episodio anterior, Nami, Robin y Shinobu estaban en los baños y hablaron del honorable jefe Hyogoro de la Flor. Minetras en la prisión de Udon, Queen ha condenado a Luffy y a Hyo a luchar en el Sumo Inferno. Una vez puesto en contexto, empecemos con la review.

Empezamos el episodio recordando la provocación que Luffy le hizo a Queen. Este le propuso que si le pateaba el trasero lo dejaría libre. Al principio todos quedan parados, pero rápidamente se empiezan a reír. Luffy sigue serio y no se deja intimidar ni por Queen ni por los otros soldados, que ya empiezan a entrar en el cuadrilátero. Recordemos que en esta lucha, si Luffy o el viejo Hyo salen del cuadrilátero su collar se activará y les cortará la cabeza. El viejo está preocupado, han subido demasiados hombres al cuadrilátero y encima con armas. Luffy por otro lado se le ve calmado e incluso excitado por haberse quitado las esposas y poder luchar. Empieza el combate y Luffy le dice al anciano que se quede cerca de él. Todos los guardias van a atacar a la vez, pero Luffy los detiene a todos con su Haki del Rey y pide a más oponentes. Queen que ha quedado sorprendido, se empieza a interesar por el combate, así que llama a los pleasures a que suban al cuadrilátero. Desde su celda, Kawamatsu también observa los acontecimientos y desea que Luffy pueda proteger a Hyogoro.

Vamos ahora a la casa de baños donde están Nami, Robin y Shinobu. Pero de repente, hay una redada y Hawkins con sus hombres entran. X-Drake también está por el lugar pero no quiere entrar, su deber es derrotar al tonto llamado Soba Mask. Hawkins ordena a todos que muestren su tobillo y aquel que tenga un tatuaje de una Luna Creciente Inversa en él, tendrá que acompañarlo. Nami y las chicas quedan sorprendidas, ¿Cómo puede ser que Hawkins sepa eso? ¿Se ha filtrado el plan? Hawkins descubre algo raro en la sombra de Shinobu, Nami y Robin están escondidas detrás de ellas. Así que Nami sale y si pasa algo Robin atacará. Parece ser que Hawkins la ha reconocido, y la tensión se palpa en el ambiente hasta que a Nami se le cae la toalla y todos ven su cuerpo desnudo. Los hombres empiezan a sangrar por la nariz pero hay un chorro grande que no sabemos de dónde viene.

Bueno en realidad si lo sabemos, Soba Mask se deja ver. Estaba utilizando su poder de la invisibilidad pero al ver el cuerpo de Nami no ha podido aguantarlo y sale propulsado hacia una pared. Hawkins rápidamente llama a X-Drake que estaba fuera. Nada más entrar, ve a todas las mujeres en toallas, se sonroja y cae al suelo. Tanto Hawkins como X-Drake son del North Blue así que conocen las historias de ese enmascarado y saben que es Stealth Black del Germa 66.

Hawkins y X-Drake están alucinados e incluso asustados. Todos en el balneario empiezan a correr y a huir. Nami, Robin y Shinobu también aprovechan para poder irse de ahí pero Hawkins las ve y utiliza su espada para intentar detenerlas. Pero Soba Mask se interpone en su camino y ataca tanto a Hawkins como a X-Drake. Estos dos reconocen cada una de sus habilidades en el miembro del ejército malvado del Germa 66 y no entienden porque ayuda a las personas. Soba Mask repite que él no es Stealth Black. Hay una pequeña batalla, pero finalmente consigue acercarse a Nami y al resto y se las lleva volando. Robin se preocupa porque Sanji ha perdido mucha sangre por la nariz, pero el ya puede morir felizmente. Juntos se dirigen al pueblo Ebisu donde están Usopp y compañía. Mientras vuelan, se preguntan cómo se ha podido filtrar la información. Sanji dice que antes de ir a los baños escucho que Beppo y los demás fueron capturados y que los Piratas Bestia están intentando atraer a Law usando a sus amigos como cebo.

En Udon sigue la batalla encima del cuadrilátero, pero Luffy se las apaña muy bien. Pelea y derrota a los enemigos sin moverse de su posición y sin que se acerquen ni siquiera al viejo Hyogoro. Llevó puestos los grilletes mucho tiempo y ahora se siente más ligero y tiene más resistencia. El viejo le dice a Luffy que no se preocupe por él y que luche con todas sus fuerzas. Pero Luffy no está contento con sus golpes, necesita algo más para hacerse más fuerte y poder derrotar a Kaido. Porque recordemos que la última vez que se enfrentaron Kaido le pegó un gran paliza y solo de un golpe. Luffy sabe que ahora mismo está fuera de su alcance, pero recuerda una de las técnicas que usó Rayleigh cuando lo entrenaba.

Mientras tanto, en Ringo, en el lado este de la Tierra de Wano. En un paisaje totalmente nevado, un misterioso hombre acaba de derrotar a otro y le ha robado su espada. Justamente aparece Zoro, buscando a ese hombre, fue el que le robó la Sushui. El hombre le dice que esa espada no le pertenecía que fue robada de la tumba del legendario samurái de la Tierra de Wano, Ryuma, por lo tanto ha devuelto la espada a lugar en el que debería estar. Zoro lo sabe, y el hombre le obliga a marcharse o de lo contrario le robara las otras dos katanas que tiene. Pero claro, Zoro no va a huir y se dispone a pelear. Fin del episodio

Este episodio me ha gustado bastante sobretodo por tres cosas que han ocurrido. La primera es el entrenamiento indirecto que está haciendo Luffy y las ganas de aprender una nueva técnica. La pelea de Soba Mask contra Hawkins y X-Drake también ha estado muy guapa. Y por último el enfrentamiento entre Zoro y el ladrón de su katana, que recuerdo la ha devuelto a la tumba de Ryuma, su antiguo dueño.

 

En el próximo episodio seguiremos con la pelea de Zoro y el ladrón de espadas y aparecerá un nuevo bandido que se unirá a esa trepidante batalla.

 

Y hasta aquí esta humilde review de este episodio.

Un saludo de vuestro nakama Shinku y hasta la próxima.

-Shinku

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *