ONE PIECE: REVIEW ANIME CAP. 933 «GYAKIMARU»

 

Bienvenidos seguidores de One Piece a la Review del capítulo 933 de este maravilloso anime. Recordemos que en el episodio anterior, en Udon ha empezado la batalla de Luffy y Hyogoro en el Sumo Inferno y todos han quedado sorprendidos por su Haki y su fuerza. Por otro lado Zoro ha ido detrás del ladrón que le robó su espada Shusui y al ver que el ladrón es un recolector de armas, Zoro piensa en conseguirlas todas para los aliados. Una vez puesto en contexto, empecemos con la review.

 

Empezamos el episodio viendo a Momonosuke entrenar con la espada mientras se dirigen a Udon junto a Big Mom. Recordemos la Yonkou había perdido la memoria y Chopper quiere aprovechar eso para salvar a Luffy. Le han dicho que allí donde van hay mucha sopa de frijol rojo y ahora mismo tiene mucha hambre. Tama a Big Mom mantienen una conversación sobre lo deliciosa que esta la sopa de frijol rojo y todos sus ingredientes y acompañantes, aunque Chopper sigue bastante asustado, sobre todo cuando Big Mom le mira babeando. Pero aparte está muy preocupado por el hecho de que cuando lleguen a Udon, Big Mom se encontrará con que no hay sopa de frijoles y eso podría provocar un gran shock que hiciese que recuperase la memoria y volviese a ser ella misma. Y entonces, en vez de salvar a Luffy lo pondrían en más peligros aun.

 

Vamos ahora a Udon donde vemos a Queen comiendo sopa de frijol rojo y pidiendo que le traigan más. Mientras, el Sumo Infernal, continua bajo la atenta mirada de todos los allí presentes, incluso Kawamatsu que está encerrado. Luffy, no para de ganar asaltos y ha ganado a todos los Pleasures, pero no está contento. Quiere aprender la misma técnica de haki que Rayleigh cuando envió a volar a un elefante sin tocarlo, porque si puede utilizar eso, podrá derrotar a Kaido. El hombre escorpión se está impacientando y le pide a Queen que le deje participar a él para derrotarlos rápidamente. Queen, mientras no para de engullir sopa de frijoles rojos, le dice que espere, que lo más difícil del Sumo Inferno es la duración de las peleas y el número de oponentes. Entonces, el luchador perderá su espíritu y energía poco a poco y morirá miserablemente, eso es más excitante que acabar la pelea en segundos. Así que le traen más sopa de frijoles, que al parecer a Queen le encanta y se vuelve loco.

 

En el ring, Luffy sigue queriendo entrenar más, así que pide que vengan más oponentes. Sus deseos se hacen realidad y Queen envía a Los Gifters. Concretamente al usuario de la Fruta Komori no Smile, Batman y al usuario de la Gazeru no Smile, Gazelleman. Luffy se acuerda de que estos dos son los que secuestraron a Tama en el Pueblo Bakura y se alegra de que vayan a ser buenos contrincantes de práctica.

La pelea empieza y Luffy sin problemas para y esquiva los golpes gracias a sus Hakis de armadura y observación. De un solo puñetazo con haki acaba con Gazelleman, pero aun no consigue sacar el poder que quiere. Ahora le queda Batman que está volando. Este le lanza flechas bañadas en haki pero Luffy las esquiva sin problemas o las rompe con sus puños. De un salto, va hacia el hombre murciélago mientras piensa en lo que le enseño Rayleigh, tiene que hacer una armadura invisible. Al llegar Luffy se concentra y le asesta un golpe más fuerte de lo normal que envía a Batman directamente al suelo. Pero aun no es lo que quería conseguir, así que pide más oponentes.

Vamos ahora donde transcurre lo que queda de episodio, en Rongo. Allí Zoro sigue su pelea con quien le robó la espada de Ryuma. Zoro le dice al hombre que él se reunió una vez con Ryuma, bueno en realidad con su cuerpo, porque el alma era de Brook. Obviamente el ladrón no le cree, aparte de que vivió hace mucho tiempo, Ryuma es un gran espadachín del que se decía que cortaba a cualquier oponente en un instante. Antiguamente, cuando Wano era conocida como la Tierra de Oro, todos querían ese oro y fue Ryuma con su espada Shusui el que mostró a esos enemigos extranjeros lo formidable que era y grabó en su mente a los samurái de la Tierra de Wano. Se decía que Ryuma fue capaz de asesinar a un dragón que apareció en la capital y cuando murió fue enterrado como el Dios de la Espada del país. Shusui es un tesoro nacional. Pero a Zoro le da igual eso y está dispuesto a recuperar su espada.

Entonces, Gyakimaru, le dice a Zoro que la Shusui es una Kokuto, es decir, una espada que fue forjada a través de las batallas que Ryuma luchó. Entonces a Zoro le surge una duda, y recuerda el momento en que baño a sus catanas en haki en Dresrossa. ¿A caso las Kokuto son con haki permanente? A todo esto, la batalla continua, pero algo les detiene de repente. Una mujer de pelo verde cargando con una niña que se ríe aparecen pidiendo ayuda desesperadamente. Son Komurasaki y Toko ¿Pero no la habían asesinado? Zoro duda si se trata de una trampa y en realidad están en peligro. Pero alguien aparece detrás de ellas. Un hombre con cara de loco y con dos guadañas salta y se dirige a matarlas. Suerte que Zoro es rápido y lo detiene hábilmente.

Al bajar la guardia, Gyakimaru, también aprovecha la confusión y ataca a Zoro, pero también logra detenerlo con la otra espada. El hombre con guadañas reconoce al asesino Zorojuro y conocemos que él es una persona buscada en la capital de la Flor, Hitokiri Kamazo. Este asesino solo quiere matar a la niña porque le molesta su risa, aunque Komurasaki sabe que es un asesino que trabaja para Orochi mientras se disfraza de forajido, por eso quiere matar a Otoko. Kumurasaki ofrece lo que sea a Zoro por ayudarla, aunque él solo quiere un poco de comida y saque. Y empieza la batalla entre Zoro y Hitorikiri. He de decir, que es una pelea espectacular que es muy difícil de describir así que vale mucho la pena ir a verla. La animación me ha parecido espectacular en estas escenas y hay momentos muy guapos, como cuando Zoro se desliza sobre la nieve y ataca al enemigo con sus dos espadas. De momento los dos están muy igualados y Zoro decide ponerse serio de verdad. Fin del episodio.

Episodio que se centra básicamente en dos zonas, aunque hemos visto al principio las ganas de comer sopa de frijoles que tiene Big Mom. Las dos cosas más destacables seria la lucha en el Sumo Inferno de Luffy y como está entrenando para utilizar una nueva técnica de Haki. Por otro lado, lo más destacable del episodio ha sido la lucha de Zoro, primero contra Gyakimaru mientras le explicaba la historia de Ryuma y la Shusui y luego contra Hitokiri para proteger a Komurasaki y a Otoko. Esta batalla me ha parecido muy buena y con escenas bastante guapas. Y una pregunta que me hago es ¿Por qué Komurasaki sigue viva?

 

En el próximo episodio seguirá la lucha de Zoro contra Kamazo a la que se unirá Gyakimaru y esto pondrá en graves aprietos a nuestro espadachín.

 

Y hasta aquí esta humilde review de este episodio.

Un saludo de vuestro nakama Shinku y hasta la próxima.

-Shinku

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *