ONE PIECE: REVIEW MANGA CAP. 969 «EL SEÑOR FEUDAL IMBÉCIL»

 

Bienvenidos seguidores de One Piece a la Review del capítulo 967 de este maravilloso manga. En la portada vemos como Gotti de los piratas de Bege está siendo derrotado por la marina al ir a rescatar a Chiffon en Dresrossa. Una vez dicho esto, empecemos.

El capítulo 968 se titula: “El señor feudal imbécil”. Si recordamos donde lo dejamos en el capítulo anterior Oden estaba a punto de matar a Orochi. Podemos suponer que en este capítulo veremos cómo Orochi logra salvarse y cambiar el destino de Oden.

Empezamos el capítulo justo donde lo habíamos dejado anteriormente, Oden salta enfadado a matar a Orochi sin pensárselo dos veces. Mientras un Orochi asustado y con lágrimas en los ojos ruega que no lo haga. Oden ha dado el golpe, pero algo le extraña, Orochi sigue ileso. Justo detrás de Orochi vemos un anciano que mientras está tocando un instrumento tiene los dedos índice y corazón de ambos manos cruzados entre sí. ¡Ha creado una barrera!

Oden, extrañado y sorprendido, empieza a golpear la barrera sin cesar mientras se pregunta cómo ha aparecido un cristal ahí y maldice a Orocho por ser un cobarde que no sale a luchar. El viejo, o más bien el monje del laúd Kurozumi Semimaru explica que gracias al conjuro Bari Bari nadie puede atravesar esa barrera por mucho que lo intente. Ahora bien, recordemos quien tenía una habilidad similar. Efectivamente es anciano fue el que se comió la Bari Bari no mi antes que Bartolomeo, al cual conocimos en Dresrossa y es un aliado de los Mugiwaras.

Tambien al lado de Orochi se encuentra la vieja Kurozumi Higurashi que le dice a Oden que siendo un pirata como se sorprende del poder de una “Fruta del diablo”. Orochi al ver que ya esta ha salvo se ríe y se burla, le dice a Oden que no es el primero que ha intentado matarle, pero con sus “guardaespaldas” nadie lo ha conseguido. En la calle, todo el mundo está contento por el regreso de Oden y confían en que expulse a Kaido y a Orochi, pero dentro del castillo la cosa ya no esta tan clara. Oden, aun sorprendido, empieza gritarle a Orochi que no entiende como su padre lo recomendó, pero hasta que el volviera así que el puesto de Shogun es suyo y aunque no lo quería mejor que él lo haría.

Orochi sabe que Oden no tiene poder para pedir eso, pues de repente la vieja se transforma en el antiguo Shogun y padre de Oden. Orochi se empieza a reir de que todos, incluidos los señores feudales, se creyeron las mentiras que dijo la vieja transformada y le dejaron el puesto de shogun. Recordemos que esta vieja tenía el poder de la Mane Mane no mí, la misma fruta que más tarde se comió Mr. 2 que combatió en Arabasta contra los Mugiwaras pero luego se hizo muy amigo de Luffy incluso dio su vida para que pudiese escapar de Impel Down. Orochi entre risas le niega a Oden el trono y pone en duda incluso los pensamientos de Sukiyaki, el antiguo shogun. En ese momento, Oden imaginó que su padre no estaba tan enfermo que decían y que alguien “le ayudó a morir”.

A partir de ahora el capítulo nos lo explican en forma de narración mientras nos muestran imágenes de lo que va sucediendo. Ese día, entre el bullicio que había delante del castillo por el regreso de la familia Kozuki, alguien disparó una flecha venenosa desde algún lugar. Dos personas cayeron al suelo, vomitando sangre y perdiendo el conocimiento. Todo el mundo fue a refugiarse y entonces vieron aparecer a un dragón enorme sobre el cielo de la capital, que se había cubierto de nubes.

Mientras vemos como una joven Shinobu observa toda la conversación entre Oden y Orochi, se nos sigue explicando por narración todo lo que está sucediendo. Habiendo tenido una infancia sin precedentes, el hombre que se convirtió en el señor feudal de Kuri, que salió al mar y se codeó con los piratas más fuertes de este mundo y que volvió a su país tras haberse hecho mucho más fuerte, ¡¡El invencible Oden!! Vio cómo el mal estaba asolando su tierra natal. El hombre que debía convertirse en el salvador de los ciudadanos. Sin embargo, al cabo de unas horas, Kozuki Oden, se desnudó delante del castillo del Shogun Orochi y se puso a bailar.

Los subordinados de Orochi y Kaido se rieron. Tras conseguir un poco de dinero haciéndoles la pelota, Oden, se fue. Siguiendo con la narración se nos explica que, el regreso del heredero legítimo de Wano, Kozuki Oden, era la última esperanza para todo el país, pero todos se sintieron traicionaros. Y esa gran decepción pronto se convirtió en ira. Los niños empezaron a cantar canciones sobre Oden: “El Señor feudal de Kuri Kozuki Oden cayó al suelo asustado por unas serpientes, si te ríes pierdes” decía la canción.

Una vez a la semana, Oden aparecía en la capital y bailaba delante del castillo por unas pocas monedas, hiciera viento, lloviera o nevaras. Todos los amigos de Oden le pedían una explicación. Nadie sabía que habló con Orochi y el cual es el verdadero motivo para hacer esos bailes. Él solo decía que su trabajo era salir a bailar desnudo por unas monadas todas las semanas. Su comportamiento en la capital llegó hasta los oídos de la gente de Kuri. Los niños se reían de él llamándolo el Señor Feudal Imbécil. Todo el mundo lo admiraba y ahora nadie quería ser como él, incluso algunos le decían que antes de convertirse en el perro de Orochi debería hacerse el Harakiri.

Al cabo de un año, es decir, hace 24 años del presente, Oden fue a por un periódico del extranjero para Orochi. Estaba corriendo por la costa mientras lloraba a moco tendido. Reía y otra vez volvía a llorar. El mundo estaba alborotado por la ejecución del “Rey de los Piratas” Gold Roger. Todo el mundo había salido al mar en busca del gran tesoro que dejó atrás, el “One Piece”. Se levantó la cortina de la “Gran Era de los Piratas”.

En el segundo año después del regreso de Oden, tuvo lugar la guerra de la banda de piratas de Gecko Moria contra la banda de piratas de Kaido en Ringo. Al mismo tiempo, ocurrió un incidente de saqueo de la tumba del dios de la espada, Ryuuma. Recordemos que, en esta batalla, Moriah perdió a toda su tripulación en una espectacular derrota. También sabemos que quien saqueo la tumba de Ryuuma llevándose su cadáver y su espada fue Moriah. Y por cierto, la espada robada fue la Shusui, espada que Ryuuma le regaló a Zoro y que hasta hace poco le pertenecía.

Incluso en el momento de la batalla, Oden estaba bailando. A su lado permanecieron su familia, que se reía a su lado, y sus sirvientes. Oden le pregunto a Toki si se quería divorciar, pero esta le contesto que ni de broma y que al final se iba a enfadar. Por otra parte, los sirvientes, ya se acostumbraron a los bailes de Oden y se reían también. Incluso algunos de sus benefactores, como Yasuie, le seguían apoyando. También Hyogoro mantenía su amistad con él. En una de las visitas que Oden hizo Hyogoro y a su mujer, este le propuso encargarse de Orochi, pero Oden se negó, no quería involucrar a más gente en su sufrimiento.

Pasaron tres años, cuatro años, y nada había cambiado, Oden seguía bailando, cada semana, desnudo en la capital. En el quinto año, en Kuri, Orochi se puso en marcha. Pisoteándole la cara a Oden, Orochi quería construir varias fábricas de armas y le pedía ayuda. Oden, sin embargo, le pregunto si no prefería construir barcos que quizás Kaido, pero no le dejo acabar la frase. Enfadado, Orochi empezó a decir que iba a convertir todo el país de Wano en un país que venda armas. Además, como ya no podía mantenerlo a raya, había entregado a Hyogoro a Kaido y su mujer fue fusilada. “Hyogoro de las Flores” fue capturado y cuando sus seguidores se opusieron… 16 personas acabaron muertas.

Tal y como imaginaban sus sirvientes y su familia, este gran samurái llamado Oden había estado aguantando algo él solo durante cinco años. Y el hilo que lo mantenía atado finalmente se rompió. De sus ojos empezaron a brotar lágrimas enormes debido a todas las emociones que había estado conteniéndose. Y con un grito Oden les dijo a sus sirvientes ¡¡VAMOS A MATAR A KAIDO!!

Sus compañeros empezaron a sonreír, llevaban mucho tiempo esperando esas palabras. Lo que van a ver a partir de ahora es Kozuki Oden, el hombre que derramó sus lágrimas por todo el país de Wano. ¡¡La gran batalla sin precedentes estaba a punto de comenzar!! Los nueve hombres que él recogió y que se convirtieron en samuráis se reunieron. Los 9 guerreros que fueron admirados por su lealtad y serían conocidos como “Las Nueve Vainas Rojas”. Tenian los ojos fijados únicamente en Kaido, por desgracia esto es una historia del pasado y su destino no es otro que la ejecución pública de Oden. No pestañeen hasta ver lo que se conocerá posteriormente como “La Hora Legendaria”. Fin del capítulo.

Capítulo muy entretenido a la par que interesante. Para empezar, vemos el antiguo usuario de la Bari Bari no mi, antes de Bartolomeo. Descubrimos como es que Orochi, siendo tan débil, sigue vivo, pues se rodeó de aliados fuertes o con habilidades que sorprendían a la gente. También observamos la gran influencia que ejerce Orochi, hasta tal punto de hacer que Oden este durante 5 años bailando desnudo y humillándose cada semana, hasta el punto de perder el respeto de todos. Vemos también que Shinobu sabe el secreto que oculta Oden y que le dijo Orochi para comportarse así. También hay momentos como la reacción de Oden a la muerte de Roger, que no sabe si llorar o reír, o la mención a la guerra entre Kaido y Moria, que roba el cuerpo de Ryuuma. Y, por último, esa brutal página final en la que finalmente Oden se harta y decide ir a por Kaido junto a sus compañeros. En el próximo capítuilo, espero e imagino que veremos el enfrentamiento entre Oden y Kaido en la llamada “Hora Legendaria”.

 

Y hasta aquí esta humilde review de este de capítulo.

Un saludo de vuestro nakama Shinku y hasta la próxima.

-Shinku

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *