ONE PIECE: REVIEW MANGA CAP. 971 «LA SENTENCIA DE HERVIR HASTA LA MUERTE»

 

Bienvenidos seguidores de One Piece a la Review del capítulo 971 de este maravilloso manga. En la portada vemos como Gotty de los piratas de Bege, es el único capaz de ir a salvar a Chiffon. Una vez dicho esto, empecemos.

El capítulo 971 se titula: “La sentencia de hervir hasta la muerte”. El título ya nos hace sospechar que hoy veremos todo lo sucedido durante la sentencia y como se salvaron los 9 vainas rojas. Recordamos que tanto ellos como Oden están enjaulados en la Capital de las Flores.

Empezamos el capítulo en el castillo de Oden. Momonosuke se dispone a comer, pero su madre Toki le advierte de que aún no lo ha probado el catador y puede ser peligroso. Momonosuke aun no entiende como hay gente que quiere matarle, pero su madre le explica que su padre es una persona muy poderosa y algún día él lo sustituirá y será el encargado del país. Mientras el catador da el visto bueno, Momonosuke ya sabe lo que va a pasar en el día de hoy.

Nos vamos a la Capital de las Flores, donde en este momento tendrá lugar la ejecución pública de Kozuki Oden y sus nueve vasallos. Todo el mundo corre a ver la ejecución, pues la olla hirviendo de aceite ya está lista y las muertes suelen ser muy rápidas. El primero será Oden, pero antes de meterse en la olla le quiere proponer algo a Orochi y a Kaido que están observando en su palco. El guardia que le lleva les interrumpe, pero este cae dentro de la olla y efectivamente en un instante muere hervido, solo le da tiempo a salir y caer desplomado.

Oden prosigue con su propuesta. La idea que tiene es que van a entrar en la olla los diez a la vez y si alguno sobrevive el tiempo que Kaido y Orochi digan tendrán que dejarlo libre. Todos se extrañan, tanto los vainas rojas como Orochi y Kaido, pero este último acepta el reto y le dice que tienen que aguantar una hora. Kaido empieza a reírse de la insensatez de Oden y bromea diciendo que incluso en un baño de aguas termales a la hora te puedes marear. Oden convencido le pregunta a Kaido si se echara para atrás en su apuesta y este le contesta que por supuesto que no. Entonces sin pensárselo dos veces Oden se lanza a la olla de aceite hirviendo.

Todos los vainas rojas corren también a lanzarse a la olla para no dejar solo a su amo, pero Oden agarra una tabla y les ordena a todos que se suban en ella. Los vainas rojas hacen caso y se suben a la tabla, pero ninguno de ellos está contento con esto, pues deberían ser ellos los que aguantasen a Oden. Pero Oden mientras aguanta el peso de la tabla y de los compañeros y el dolor de las quemaduras aún tiene fuerza para gritar que se callen y se queden encima de la tabla que es una orden suya.

Por supuesto Orochi se enfada, los hombres de Oden no están sumergidos en el aceite, pero Kaido, que se lo está pasando en grande no tiene objeciones, pues los 10 prisioneros han entrado en la olla. Todo el mundo se sorprende ya solo por el hecho de que pueda sostener a nueve samuráis enormes, pero es que encima está en una olla hirviendo y lo que está hirviendo es aceite. Shinobu está infiltrado entre el público viendo sufrir a Oden mientras Orochi y Kaido se ríen de que solo ha pasado un minuto. Va pasando el tiempo y la gente está expectante. Los vainas rojas, por su parte piensan que si ellos solo con el vapor ya están sufriendo no se quieren ni imaginar lo que estará pasando su amo.

4 minutos más tarde la gente empieza a perder la paciencia y a decir que el espectáculo es muy aburrido. Ellos esperaban una muerte con más gritos o más impactante y uno de ellos incluso dice que no quiere seguir perdiendo el tiempo con este “Señor Feudal Imbécil”. Este comentario molesta mucho a Shinobu, que se abalanza sobre él y lo amenaza de muerte si vuelve a decir lo mismo.

Los vainas rojas y los ninjas a la orden de Orochi reconocen a Shinobu y observan la escena con atención. Ella empieza a gritar. Les explica a todos los ciudadanos que si tiene paz ahora es gracias a Oden y que si lo pierden se van a arrepentir muchísimo. Recordemos que ella vio toda la conversación que tuvo Oden con Orochi y por la cual perdió su honor bailando todos los días. Pues ahora se nos desvela esa conversación. Al parecer, según Shinobu, Orochi no es un Shogun ni un dictador ni quiere estar por encima de nadie.

En la conversación de hace unos años Orochi le dijo a Oden que pare él toda la gente de este país son unos criminales que hicieron la vida imposible a la familia Kurozumi y por lo tanto le da igual si mueren todos. El único motivo por el que usurpo el puesto de Shogun fue para destruir el País por venganza.

Orochi sigue explicando que su abuelo cometió un crimen y por lo cual le obligaron a hacerse el Seppuku y que con degradar a la familia hubiese bastado. Pero, al parecer, toda la familia fue perseguida por los desconocidos “Aliados de la Justicia” que los golpeaban y los lanzaban al rio para matarlos. El verdadero culpable del crimen ya estaba muerto, pero incluso los niños que llevaban el apellido Kurozumi eran tratados como tal. Por esa razón Orochi decide vengarse de todo el País de Wano.

Shinobu continúa explicando que, por una habitación oculta, Orochi mandaba a Kaido sus tributos que a parte de una gran cantidad de armas, también había cientos de personas secuestradas, que según Orochi podía venderlos, jugar con ellos o matarlos. Obviamente, ese día, el Señor Oden se enfadó y atacó a Kaido pero Orochi le hizo una proposición. Si quiere que los secuestros paren y que nadie salga herido, Oden tenía que hacer el baile desnudo a modo de disculpa hacia la familia Kurozumi cada semana a la misma hora y por cada vez que lo hiciera podría salvar la vida se 100 personas. Todo esto lo explica Shinobu mientras grita impotente de ver como los ciudadanos desprecian ha Oden.

Shinobu sigue con la explicación, y comenta que después de cinco años, cuando terminaran de construir el barco Kaido y Orochi se marcharían de este país. Los ciudadanos poco a poco se van dando cuenta de lo que hizo Oden. Cada semana, iba deambulando por todas las ciudades asegurándose de que no había ningún cambio. Por último, Shinobu ya llorando por Oden grita: ¡El Sr. Oden estuvo protegiendo el país durante todo este tiempo! ¡¿Quién es un “Señor Feudal Imbécil?! ¡¡Atrévanse a decirlo!! Fin del capítulo.

Capítulo muy revelador en el que por fin conocemos que pasó en la conversación de Orochi y Oden para que este empezase a bailar desnudo cada semana durante 5 años. También vemos lo realmente fuerte que era Oden soportando el peso de sus 9 compañeros mientras está en una olla de aceite hirviendo. Acabamos de descubrir un personaje increíble, capaz de rivalizar con Shirohige o Kaido incluso casi con el propio Gol D. Roger y que aun sabiendo su final desde el principio a mí me dará mucha pena verlo morir.

 

Yo imagino que nos deben quedar 2 o 3 capítulos de flashback en los que veremos el final de Oden, como Toki trajo a algunos a nuestro presente y alguna revelación impactante más.

 

Y hasta aquí esta humilde review de este de capítulo.

Un saludo de vuestro nakama Shinku y hasta la próxima.

-Shinku

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *