ONE PIECE: REVIEW MANGA CAP. 973 «EL CLAN KOZUKI»

 

Bienvenidos seguidores de One Piece a la Review del capítulo 973 de este maravilloso manga. Seguimos con la mini historia de los Piratas Fire Tank en la portada. Vemos como Gotty contraataca contra la marina para salvar a Chiffon.  Una vez dicho esto, empecemos.

Esta vez el capítulo empieza con un flash back dentro del propio flash back en el cual se nos muestra algunas escenas de la aventura que Oden vivió junto a Roger y en la que estaban sus hijos. Por ejemplo empezamos viendo como Oden levanta a su hijo Momonosuke mientras están bajando de la isla del cielo utilizando el pulpo que es como un globo aerostático. A continuación vemos a Oden con sus dos hijos en brazos y enseñándoles los paisajes sorprendentes que no verán en Wano.

Seguimos viendo una conversación padre hijo en la que le pregunta qué tipo de mujeres le gusta bajo la sorpresa de Rayleigh y también como le enseña a utilizar la espada de una manera un poco extraña para un joven Shanks que los observa. Ya en Wano, pero dentro del flash back Oden le explica sus vasallos que la familia Kozuki y Zou están unidos por un fuerte lazo y que la tribu de los Minks son unos poderosos aliados para cuando necesiten ayuda. Los dos Mink que estaban allí agradecen sus halagos pero los demás se preguntan qué querrá decir con eso de que “cuando necesiten ayuda”.


Pasamos a una escena en la cual podemos ver como Hiyori está tocando el instrumento típico de Wano. Su padre le dice que ha mejorado mucho y que le gusta esa canción, tanto que en broma dice que quiere que la toque en su funeral. Por último en este flash back vemos una escena familiar en la que Momo ha hecho llorar a su hermana, aunque en realidad Hiyori está llorando por la frase que le dijo antes su padre de tocar en su funeral.

Dejamos atrás este flash back y volvemos de nuevo donde lo dejamos en el anterior capítulo. Recordemos que los samuráis se han escapado y huyen de los hombres de Kaido que los persiguen confiados al no tener ellos armas. De repente, Kiku y Kin’emon se dan la vuelta y con sus katanas atacan a los hombres. Al parecer, Shinobu ha conseguido recuperar todas sus armas.

Shinobu también aprovecha el momento para preguntarle a Kin’emon si también puede ser una vasalla del la familia Kozuki a lo que él le contesta que ellos se convirtieron sin que se lo pidieran así que puede hacer lo que quiera. Shinobu asiente y se pone a llorar.

De repente Inuarashi y Nekomamushi se paran a pelearse. Inuarashi esta insinuando que han matado a Oden por su culpa y que es él el espía que dijo Kaido. Por su parte Nekomamushi lo niega todo enfadado con su amigo. La pelea dura poco, pues uno de los Numbers de Kaido aparece y los atrapa. Kin’enom ordena que no hay tiempo que perder así que no hay que ir a ayudarlos pero Denjiro con ayuda de Ashura  deciden detenerse para ganar tiempo contra toda la gente que tienen detrás. 

Nos trasladamos al castillo de Oden en Kuri. Allí los hombres de Kaido han rodeado el castillo y se disponen a disparar flechas de fuego. Toki, junto a sus hijos Momonosuke y Hiyori, se encuentran en el interior. Toki intenta tranquilizar a sus hijos diciéndoles que les ayudará a escapar que hay un sitio al que pueden huir. De repente algo entra, y con gran velocidad agarra a Momonosuke. Es Kaido, que sin ningún miramiento está sosteniendo al niño desde el tejado para soltarlo y que caiga al vacio. Momonosuke está muy asustado y no puede parar de llorar, pero aun así y con la voz temblorosa le dice a Kaido que su padre es una persona muy poderosa y que él lograra algún día ser el encargado del país.

Kaido se sorprende de que el niño sea tan infantil y lo lanza dentro de la habitación. Yo creo que también se sorprende de que en esa situación un niño tenga el valor de decir lo que ha dicho. Kaido se convierte en dragón y mientras se marcha ordena que quemen el castillo y a todos los que haya dentro. En ese momento entran por la puerta Kin’emon, Kanjuro y Raizo. Toki, abrazada a su hija y junto a su hijo, les llama para contarles algo. Lo único que sabemos es la reacción que tiene Kin’emon, que lo único que hace es preguntar: ¿Al fututo? Suponemos que Toki les explica que los va a llevar al futuro como método de escapatoria. 

El castillo se está derrumbando y vemos como Kawamatsu se lleva a la princesa Hiyori por el agua sin que nadie se de cuenta. Los hombres de Kaido tienen la orden de que nadie salga del castillo pero de repente alguien montado a caballo sale a toda prisa por la puerta. Es Toki, que sin esperar un minuto y ya habiendo puesto a salvo a sus dos hijos, se dirige a toda prisa al Pueblo Bakura.

Allí, la gente observa con sorpresa y con miedo como el castillo está envuelto en llamas y se está destruyendo. Los pueblerinos ahora están arrepentidos y se dan cuenta que por no creer en la familia Kozuki y en el Sr. Oden, ahora los cielos les castigan y ha empezado una noche eterna que no acabará nunca.

Mientras Toki está en camino vemos un pequeño recuerdo de una conversación que tuvo con Oden. Al parecer Oden se dio cuenta de que Toki también vino a buscar algo o alguien desde hace 800 años en el pasado y le dice que si es lo que desea que salte hasta dentro de 20 años que es donde encontrará lo que busca. Pero Toki se enfada mucho y deja sin cenar a Oden por decir cosas crueles. He de decir que no entendí muy bien esta parte, pero seguramente la comprenderemos más adelante.

Toki por fin llega al pueblo y bajo la atenta mirada de toda la gente del pueblo y de algunos hombres de Kaido que la apuntan con sus armas empieza a recitar la profecía que ya más o menos conocemos. Aunque antes intuimos que por medio del pensamiento, Toki contesta a la conversación que hemos visto a su recuerdo con Oden. Ella dice que vino huyendo del pasado y pensó que si saltaba al futuro alguien le ayudaría. La profecía es la siguiente: “Tú, que eres como la luna que conoce el amanecer. Si tienes un deseo que deba cumplirse se hará realidad cuando aparezcan nueve sombras que entrelacen en una noche iluminada por la luna 20 años después. Solo entonces conocerás el resplandeciente amanecer”. Se escucha un disparo y todos gritan el nombre de Toki. Intuimos que los hombres de Kaido le han disparado.

Ya ha pasado la noche, y vamos al palacio de Orochi. Se está dando un baño de agua hirviendo per a él le parece que esta helada. Tiene una sensación extraña y muchos escalofríos, pues al parecer no han encontrado los huesos de los samuráis de la familia Kozuki así que tiene un mal presentimiento y quiere una prueba de que todos están muertos.

Por último vemos que pasó con los samuráis que se quedaron en Wano. Primero vemos a Ashura Doji sentado en una pequeña casa en medio de la nada y bastante malherido. Está pensando en lo que dijo Toki antes de morir.

Seguidamente Kawamatsu está intentando animar a Hiyori que está muy triste. Pues ha perdido a sus padres y no podrá ver a su hermano.

Pero casi sin ninguna duda el que lo está pasando pero es Denjiro. Este se encierra en un templo que también está alejado de todo y llora desconsoladamente de la rabia y la tristeza que siente. Allí dentro se tira por lo que parece meses y cuando sale está totalmente cambiado. Le ha cambiado el color del pelo, la expresión de la cara e incluso algunos rasgos. Vemos como camina por la capital y unos hombres le increpan diciéndole que está muy sucio y dejado. El sin ningún miramiento los derrota y se ofrecen a ser sus seguidores. Como posibles seguidores le preguntan el nombre, a lo que Denjiro contesta: “Me llamo Kyoshiro”. ¡Toma sorpresa! El cruel guardaespaldas de Orochi es Denjiro. 

 

A partir de aquí vemos como Denjiro, bajo el nombre de Kyoshiro, va ganando reputación en la capital y logra una entrevista con Orochi que le ofrece ser su guardaespaldas. Este acepta sin dudarlo y promete conseguirle todo lo que necesite. Todos allí se sorprenden de donde ha salido ese hombre tan talentoso y habilidoso. Ha nacido un nuevo hombre caballeroso para reemplazar al Jefe Hyogoro. La familia Kyoshiro ya se ha hecho con la capital de las flores aunque la gente se da cuenta de un punto débil de este nuevo hombre. La gente lo llama “Kyoshiro el durmiente” porque parece que siempre tiene sueño y todos creen que es que se lo pasa muy bien por las noches. Pero no, y es que por las noches es el Chico de la Hora Embrujada. Aquel que roba dinero a los ricos para dárselo a los pobres.

Saltamos de escena y vemos a Kawamatsu muy preocupado. Está buscando a Hiyori que se ha perdido. Unas geishas la encuentran perdida por la capital y con hambre y les da pena. Así que se la llevan a ver a su jefe que por sorpresa es Kyoshiro. Ya en la intimidad él se presenta ante Hiyori como Denjiro y con las lágrimas en los ojos se alegra de lo que hizo Kawamatsu. 

Denjiro le explica a Hiyori que con esa cara poseída por el espíritu de la “ira”, ni siquiera Kin’enom y los demás podrán reconocerlo. Denjiro le pide por favor que no revele su identidad hasta que llegue el día de la batalla. Ni si quiera a un aliado. A partir de ese día el iba a protegerla en lugar de Kawamatsu y a partir de ahora se iba a llamar Komurasaki. Fin del capítulo

Capítulo en el que empezamos recordando algunos momentos vividos de Oden junto a sus hijos. Continuamos con la escapatoria de los samuráis y porque solo viajan algunos y no todos. Vemos, o mejor dicho, intuimos la muerte de Toki al finalizar la profecía que de muchos escalofríos a Orochi. Y por último, pero la gran revelación del capítulo, Denjiro, consumido por la ira, acabo convirtiéndose en guardaespaldas de Orochi bajo la identidad de Kyoshiro y esperando el momento de la gran batalla que está por venir en el presente. También vemos un poco del proceso de transformación de Hiyori en Komurasaki. A merecido la pena esperar una semana para ver este capitulazo y la próxima semana espero que ya sea el nexo que sirva de unión para volver al presente.

 

Y hasta aquí esta humilde review de este de capítulo. 

Un saludo de vuestro nakama Shinku y hasta la próxima.

-Shinku

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *