ONE PIECE: REVIEW MANGA CAP. 975 «EL PLAN DE KIN’EMON»

 

Bienvenidos seguidores de One Piece a la Review del capítulo 975 de este maravilloso manga. Seguimos con la mini historia de los Piratas Fire Tank en la portada. Vemos como Chiffon le da las gracias a Gotty por salvarla pero ella no sabe quién es así que podemos intuir que es Lola en vez de Chiffon. Una vez dicho esto, empecemos.

Empezamos el capítulo justo donde lo dejamos en el anterior. Lo primero que vemos es a Shinobu atada y amordazada por unas serpientes que ha dibujado Kanjuro que ahora esta sujetando a Momonosuke. El traidor está sorprendido de que los piratas hayan logrado llegar hasta allí. Con la información que le dio a Orochi tendría que haber lanzado un contraataque y aparte Law estaba encarcelado.

En el Sunny vemos a Franky y a Usopp explicando que el Sunny no es tan frágil como para destruirlo con una explosión como se piensa el estúpido al que se le ocurrió el plan. Al estar construido con la madera del árbol del tesoro “Adam” solo tuvieron que reparar la vela, algo que se los demoró un poco. En la siguiente viñeta aparecen Carrot, Robin, Brook y el capitán Luffy. Brook se está preguntando donde están los aliados que se suponía que se iban a reunir. Mientras, Luffy que está viendo algo distinto a lo que se imaginaba lo único que quiere es empezar a destrozar algún barco enemigo.

Seguimos viendo a los Mugiwaras en su barco. Esta vez vemos Shishilian de la tribu Mink junto a Chopper y a Sanji que preguntan por los 3.500 prisioneros de la mina y los 200 yakuzas de la ciudad. Volvemos con Usopp, Franky y Robin que piensan en los 200 soldados de infantería del batallón de Iniarashi y los 280 bandidos de Atamayama. Por último en una viñeta en la que aparecen algunos Mink, Brook, Nami con Zeus y Zoro, este ultimo recuerda las armas que iban a llegar desde y Ringo mientras la navegante le pregunta a Kin’emon si ha habido algún problema. Esta parte que acabamos de ver es muy importante, por fin todos los Mugiwaras están reunidos en el Thousand Sunny después de 7 años que se separaron en Dresrossa. Bueno, falta Jinbe.

A Kin’emon le falta tiempo para disculparse y explicar la situación bajo la mirada sorprendida de Luffy. Su plan fue filtrado por completo y no saben lo que le pasó al resto de los aliados. En uno de los barcos enemigos un hombre que se habrá comido una fruta smile de algún tipo de pájaro y una mujer que se comió la smile de una mariposa nos explican que aunque fallaron al destruir el barco del león sí que hundieron todos los barcos que había en el puerto Itachi y también destruyeron los puentes que comunicaban las ciudades. Por esa razón no vino nadie, y aunque lo hubiesen logrado no podrían llegar a Onigashima sin tener un barco. Hoy era la única posibilidad de hacer un ataque sorpresa. Los poseedores de smile continúan explicando que mañana todos los rebeldes serán asesinados  y encima para aumentar más su desesperación no dudan en comunicarles que se está celebrando un banquete para conmemorar la alianza entre Kaido y Big Mom.

Esta noticia sorprende a las tripulaciones de Law Y Kid. Mientras los tres se mofan de los tres barcos piratas pequeños. Confían en que son unos debiluchos que los tres han sido capturados en Wano y por eso bajo el nombre de Kaido ellos los hundirán. Los barcos preparan los cañones para disparar, pero sin preocuparse los tres capitanes, ordenando a los otros dos que se aparten, se preparan para lanzarse al ataque. Por fin consiguen llegar a un barco y vemos una escena que nos recuerda al día que se conocieron los tres en el archipiélago Sabaody. Cada se prepara para lanzar un ataque especial mientras discute con los otros para que le dejen hueco. Y ahí viene, Kid hace su ataque Punk Rotten, Luffy se transforma en Bound Man y Law hace una de sus Room.

Los hombres de Kaido que se encuentran en ese barco se empiezan a preocupar bastante. Los piratas están muy enfadado no van a tener miramientos y están muy enfadados. Y efectivamente, los tres han logrado destrozar uno de los barcos. Aunque vemos una divertida escena donde los subordinados de Kaido se preparan para disparar y Law, Kid y Luffy están discutiendo ignorando la amenaza.

De repente aparece alguien gritando y los secuaces de Kaido se alegran un montón. Ven aparecer el barco de la Familia Kyoshiro con su jefe en él y creen que están salvados. Así que le ponen en situación de las órdenes de Orochi y él contesta que se va a encargar de todo. Pero por sorpresa de todos, excepto para nosotros que ya sabemos su verdadera identidad, Kyoshiro parte uno de los barcos enemigos por la mitad aunque se disculpa porque según él solo se deshizo de los cañones que lo estaban apuntando.

Los vainas rojas reconocen al hombre caballeresco que tomó el lugar del Jefe Hyogoro en la capital. Entonces Kyoshiro se dirige a ellos y empieza presentarse. Explica que el es un yakuza de la capital de las flores al que la gente llama “Kyoshiro el durmiente”. Ashura se percata de que es un gran espadachín así que aconseja estar alerta. Por sorpresa de todos Kyoshiro junto a sus 200 hombres de su familia revela que ha venido a ayudar a los vainas rojas en este ataque. Tanto los hombres de Kaido como los vainas rojas quedan totalmente asombrados, no entienden lo que está pasando.

Comienza la revelación. Mientras Kyoshiro se quita la peluca explica que su sentido del deber y de la obligación siempre estará con la familia Kyoshiro. Ahora se dirige a Kin’emon para que recuerde del incidente del dios de la montaña que tuvo lugar hace 40 años. La gente creyó que Oden era el desertor pero eso no era cierto, fue la avaricia de la juventud de Kin’emon la que ocasionó ese incidente. Este reacciona al instante, solo hay una persona que sabe eso y con un tono sorprendido llama a su viejo amigo Denjiro. Este se revela sonriente y comenta que se quiso presentar de inmediato pero pensó en lo que podría pasar y siguió escondido como un enemigo.

Menos mal que hizo eso, porque su identidad habría sido descubierta por el traidor y Orochi le hubiese matado. Así que estuvo ganándose su confianza hasta el final. Por eso pudo liberar a los mil prisioneros de la prisión del distrito Rakshasa sumando un total de 1200 soldados que van apareciendo en barcos detrás de él y muy felices y animados por poder unirse a la lucha. Por otra parte los hombres de Kaido, sorprendidos de que el Jefe Kyoshiro sea uno de los “Nueve Vainas Rojas” van a contactar rápidamente con Onigashima.

Pero eso no es todo, Denjiro continua hablando y alaga Kin’emon diciéndole que se nota que es un tipo listo, aunque esto a él le sorprende muchísimo. Denjiro dice que el dibujo del Sr. Yasuie tenía dos líneas en el abdomen de la víbora que representaba el puerto Habu. Las dos líneas representaban que ya no iba a ser en ese lugar. Cualquiera habría omitido la parte central de “Habu Minato” y habría leído “Hato”. Eso fue lo que se le comunicó a todo el mundo, pero como tú, que sospechabas que el espía de Orochi estaba de tu lado, descifraste mal el código a propósito delante de tus amigos y les dijiste que era el puerto Tokage y el espía se lo comunicó a Orochi.

Bajo el asombro de todos, Denjiro continúa diciendo que Orochi no es más que un imbécil con poder que hizo lo que le dio la gana, pero no midió bien la distancia entre los puntos de este país. Todo lo que ordenó se hizo anoche y para ese momento todo el mundo ya había cruzado los puentes y los barcos necesarios ya habían zarpado, y por lo tanto los barcos que destrozaron fueron los que no necesitábamos. Tal y como estaba planeado, los 4200 soldados que reunieron fueron al lugar con las preciosas vistas de un bosque otoñal que tanto amaba el Sr. Yasuie y se escondieron en el rompeolas del puerto Habu esperando este momento. En resumen, todo lo que hizo Orochi para detener el ataque fue tarde y todos los soldados reclutados están sanos y salvo y acaban de llegar a la pelea.

El plan de ataque a Onigashima no ha fallado en absoluto. Con los 1200 soldado, el ejército de los samuráis suma un total de 5400 personas y todos tienen unas ganas tremendas de ir a Onigashima. Luffy no sabe lo que está pasando pero se alegra de que al final no hubiera ningún problema, en cambio los hombres de Kaido están llorando del miedo. Según Denjiro todo esto fue un plan maestro de líder que se merece todos los respetos del mundo, Kin’emon. Pero este aun está sorprendido de que el mensaje de Yasuie no era Tokage sino Hato. Fin del capítulo.

Capítulo magnifico que durante toda la lectura he tenido una sonrisa en mi cara. Primero por la aparición de todos los Mugiwaras en el barco y verlos a todos juntos. Despues por la épica escena de ataque de los tres capitanes dándolo todo contra y reventando un barco enorme ellos solos. Y para terminar la aparición de Kyoshiro revelándose como Denjiro delante de todos y trayendo con el todos e incluso más de los soldados que habían conseguido y asignándole el merito a Kin’emon que el pobre no se ha enterado ni de lo que está pasando. La próxima semana no habrá capítulo, así que tendremos que esperar hasta la siguiente para ver como continúa esta batalla naval

 

Y hasta aquí esta humilde review de este de capítulo.

Un saludo de vuestro nakama Shinku y hasta la próxima.

-Shinku

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *