ONE PIECE: REVIEW MANGA CAP. 977 «¡PAREN EL BANQUETE!»

 

Bienvenidos seguidores de One Piece a la Review del capítulo 977 de este maravilloso manga. Volvemos de nuevo con la mini historia en la portada. Esta vez vemos como Lola y Chiffon se reencuentran en Dresrossa. Una vez dicho esto, empecemos.

 

Empezamos el capítulo con una de las escenas que pasaremos a recordar del Arco de Wano. Todos los Mugiwaras dan la bienvenida a Jinbe. Luffy, Chopper, Nami y Carrot corren a abrazarlo mientras otros como Usopp aun no se creen que una antiguo Shichibukai como Jinbe sea uno de les miembros de la tripulación. Jinbe, aprovecha para explicar su tardanza. Resulta que después de frenar a Big Mom estuvo ayudando a tratar a los heridos de su antigua tripulación y por supuesto, hacer una despedida que lo tuvo muy ocupado. Por cierto, esta imagen es la primera después de unos 7 años y más de 300 capítulos en la que vemos a todos los Mugiwaras juntos.

Nami y Chopper explican a Franky lo excepcional que es Jinbe al timón y como hizo surfear al Sunny. Franky se alegra, por fin ha aparecido alguien que puede sacar todo el potencial a su barco de enseño. Esto que ha dicho Franky quizás lo veamos en un futuro en una posible batalla naval y que el Sunny llegue a hacer cosas que nunca hemos visto. Jinbe espera poder llevarse bien con todos sus nuevos nakamas. Franky, apoyado por Luffy y Usopp, propone un brindis por el nuevo timonel de la banda, pero Sanji les recuerda que no tienen alcohol en el barco, aunque Zoro dice que huele a alcohol cerca.

Desde el submarino de Law, Kin’emon llama a Luffy, quiere repasar el plan que tienen previsto hacer en la isla una vez lleguen. Mientras Zoro y Sanji discuten por el tema del alcohol, el espadachín sigue empeñado en que lo huele por aquí cerca. Law le dice a Kin’emon que da igual explicarles el plan a ellos, sería una pérdida de tiempo, pues ya sabemos que no suelen seguirlo demasiado. De repente Shishilian llega de un salto al submarino y pregunta por los detalles del plan. Como el Inuarashi y Nekomamushi lucharan como vasallos de Kozuki Oden él, Shishilian el entregado,  será el que tome el mando de los mink. Por parte de los samuráis de Wano, Hyogoro de las Flores será el que tome el mando.

Kin’emon procede a explicar el plan. Onigashima es una isla rodeada de montañas, solo se puede entrar por la puerta frontal. La gran calavera de la isla está unida con las montañas y dentro hay un castillo. Gracias al mapa de la mansión que consiguieron, saben que en la parte de atrás del castillo hay una puerta trasera. Se van a dividir en dos grupos y cada uno irá por un lado de la cordillera hasta la puerta trasera para infiltrarse. Así atacaran por sorpresa a Kaido, que estará borracho en el banquete. Entonces Denjiro interviene diciendo que entiende perfectamente la intención de Kin’emon. Ese es el plan que dijeron delante de Kanjuro para engañarlo así que espera el de verdad. Kin’emon queda sorprendido, porque para nada esa era su verdadera intención.

Ahora es Law el que interviene. Comenta que el enemigo sabe sobre su ataque y a quienes querrán destrozar será a los vainas rojas y también, a él, a Luffy y a Eustass Kid, es decir, los tres capitanes. Da igual el plan que hayan montado, habrá dos imbéciles que van a entrar por la puerta frontal. Law quiere aprovechar a esos imbéciles como señuelo. Igualmente se dividirán en dos grupos e irán por ambos lados, pero esos soldados también serán un señuelo. Es decir, los imbéciles irán de frente y el resto de soldados se dividirán en dos lados. Hyogoro y Shishilian están de acuerdo en luchar en la batalla decisiva, pero no entienden cual es el papel de las vainas rojas entonces.

Law prosigue explicando que los vainas rojas no tendrán más remedio que ir por mar. Si rodean la isla con su submarino pueden evitar los remolinos de agua que impiden el desembarque y con su poder los puede enviar dentro de la isla. Kin’emon agradece el gesto, pero al menos él quiere estar liderando a los demás. Entonces Denjiro propone que uno vaya por la derecha y otro por la izquierda, y se ofrece él mismo para ir también por las montañas. Mientras los vainas rojas siguen hablando y Denjiro elogia el supuesto plan de Kin’emon, Law se percata de una cosa, el barco de los Mugiwaras ha desaparecido.

De repente una explosión resuena en la niebla y se oye un grito de Luffy también. Entonces Denjiro recuerda que no les aviso de los guardias que hay en el Torii. Resulta que en el Torii que hay en la entrada de la isla se ha convertido en un pequeño fuerte y en la noche del festival del fuego, muchos soldados se reunieron allí para celebrar un banquete. Kin’emon y los demás temen lo peor, si les ha llegado la información del ataque a los soldados y viendo esos escombros puede que los Mugiwaras lo estén pasando mal. Pero como iban a derrotar unos simple soldados a los Mugiwaras. Vemos a cada uno de los Mugiwaras derrotando a uno de los soldados de un solo golpe, bueno todos menos Nami, Chopper y Usopp que se esconden el barco. ¿Sabéis el dicho de una imagen vale más que mil palabras? Pues aquí uno de esos casos.

No hay de qué preocuparse, ese Torii repleto de armas y de cañones ha sido completamente destruido y tomado por los Mugiwaras. Luffy grita alegre a Kin’emon para avisarle de que había enemigos. Mientras Zoro ha encontrado el alcohol que estaba oliendo. Denjiro queda sorprendido por lo que hicieron los Mugiwaras, han derrotado a todos los enemigos del Torii que era uno de sus primeros problemas. Los Mugiwaras, ajenos a todo, agarran cada uno una jarra de bebida, pues Luffy quiere celebrar la incorporación de Jinbe a la banda. Mientras Kin’emon agradece a Luffy que hayan eliminado su primer obstáculo y grita a todos sus aliados que vayan todos a Onigashima.

Por sorpresa Luffy grita a los suyos que se detengan. Quiere que en el banquete y el brindis participen todos. Así que tienen que derrotar a Kaido y también a Orochi y a Big Mon y ganar esta batalla para luego celebrar el banquete más grande de la historia. Todos están de acuerdo y se dirigen rápidamente a subirse al barco.

Por el fondo, un grito se oye diciéndoles que se aparten. Es Kid, que junto a toda su tripulación dice que no piensa entregarle la cabeza de Kaido a nadie. En la imagen vemos a Killer con su característica mascara y al resto de los tripulantes riéndose a carcajadas. Kid está enfadado de que hayan convertido a Killer en una persona alegre y está decidido a convertir la cabeza de Kaido en la proa de su barco. No solo Killer se ha vuelto alegre, sino toda su banda de piratas. Luffy se enfada de ver que Kid lo adelante y encima se lo estén pasando también así que le ordena a Jinbe, que ya está colocado en el timón, que no puede perder contra ese barco.

Vamos a ahora a Onigasima, allí el banquete ya ha empezado. Vemos varias siluetas que no podemos reconocer, a Orochi, todos bebiendo y comiendo sin parar. Queen se encarga de ordenar que hagan más sopa de judías dulces para Big Mom. Kaido, ya un poco borracho, está preguntando por alguien, por su hijo. Esta ofendido de que no haya dado la cara en el banquete y tiene intención de ir a buscarlo ahora mismo. Pero alguien interrumpe, han llegado los “seis voladores” y solicitan una audiencia. Kaido se los quiere presentara a Linlin que ahora mismo se está cambiando de ropa. Vemos como los “seis voladores” o Tobbi-roppo llegan aunque solo veamos sus pies. Fin del capítulo.

Antes de nada comentar que el capítulo es más flojo que los anteriores pero aun así ha sido muy bueno. Para empezar vemos la reunión de todos los Mugiwaras con Jinbe. Conocemos el plan que tienen intención de seguir Law y los vainas rojas y vemos una pequeña pelea de los Mugiwaras con unos soldaditos. Vemos también la tripulación de Kid con el problema de las risas. Pero lo más importante que se nos ha revelado y quizás un poco desapercibido es que ¡¡¿KAIDO TIENE UN HIJO?!! Por lo que hemos visto yo me atrevería a decir que es alguien el cual ya conocemos y que tiene relación con cierta pirata (Katakuri), pero tampoco quiero jugármela. También hemos visto la entrada de los seis voladores, recuerdo que Page One y X-Drake pertenecían a este grupo. Ya estoy esperando con ansias el siguiente capítulo.

 

Y hasta aquí esta humilde review de este de capítulo.

Un saludo de vuestro nakama Shinku y hasta la próxima.

-Shinku

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *