ONE PIECE: REVIEW MANGA CAP. 982 «RUFIÁN ENCUENTRA A RUFIÁN»

 

Bienvenidos seguidores de One Piece a la Review del capítulo 982 de este maravilloso manga. Volvemos de nuevo a la mini historia en portada sobre la familia Bege. Ahora vemos a Gotti llevando a Lola y a Chiffon llevando a Bege y huyendo de la marina. Una vez dicho esto, empecemos.

Empezamos el capítulo justo donde se encuentra Kaido. Junto a él está Black Maria abrazándolo. Este le recuerda que tiene trabajo que hacer, aunque ella insiste en quedarse porque ya hay suficiente gente buscando a su hijo. Festejando junto a ellos, también se encuentra Orochi. A los dos se les ve muy relajados y despreocupados, pues después de 20 años se han librado de los malditos fantasmas del clan Kozuki y merecen celebrarlo. Orochi comenta que por fin la vida de Kanjuro como actor llegará a su fin, pues cree que se dirige hacia allí en compañía de los capitanes que enviaron a los vainas rojas al fondo del mar.

Entonces Kaido, reconoce que le parece increíble toda la infiltración que ha realizado Kanjuro. Y eso que él podrí haberlo matado en cualquier momento. Pero aun siendo un hombre en el que Oden confió tanto, no le dijo nada.  Lo que se refieren con nada, es a alguna pista sobre Laugh Tale y por eso llegan a la conclusión de que Oden no le dijo nada a nadie sobre cómo llegar a Laugh Tale. En eso aparece Kanjuro en la habitación, quitándose de en medio a todos los atacantes que lo relacionaban con el enemigo. Aparece disculpándose por la tardanza provocada en parte por el desconocimiento del lugar y por las interrupciones de los hombres de Kaido que creían que era un enemigo. Ademas, Kanjuro, aparece agarrando a un muy malherido Momonosuke que al parecer intento escaparse con un cuchillo pero no lo consiguió.

Orochi se ríe de los pocos escrúpulos que tiene Kanjuro. Ha dejado totalmente malherido al heredero del que fue una vez su amo. Kaido, por su parte, ahora está más que sorprendido, él no sabía la identidad del traidor y ahora lo recuerda, es uno de los nueve vainas rojas. No solo eso, también recuerda al hijo de Oden, que está igual que en aquel momento que lo agarro hace 20 años. Orochi se continúa riendo, esta vez del estado de Momonosuke y propone brindar por el buen trabajo de Kanjuro. Pero esto lo detiene, no pueden brindar aún, el plan ha fallado y una flota se dirige hacia Onigashima. No solo eso, el líder de los ninjas, Fukurokuju aparece y le dice que no hay ningún barco en el puerto, pero los tres barcos que mandaron aun no han vuelto, y que en el “Live Floor” han confirmado la presencia de Monkey D. Luffy, Roronoa Zoro, Eustass Kid y el soldado masacre Killer.

Orochi se enfada porque no le han comunicado nada de lo sucedido. Pero Fukurokujo le intenta tranquilizar diciéndole que Queen se está encargando de todo y pensó que no merecía la pena aguarles la fiesta. También informa que es posible que hyana desembarcado los tripulantes de sus bandas y que no se ha visto a ningún samura sospechoso dentro de la isla. A parte, allí en Onigashima tienen todas sus fuerzas de combate, así que ese es el lugar más seguro si pasase algo. Black Maria anima a beber a Orochi, pero este no se queda tranquilo, no quiere que lo consuelen, lo que quiere es oír que ya han matado a los samuráis.

Mientras, Momonosuke apoyado en las piernas de Black Maria piensa en lo que le dijo Luffy y en cómo estarán Kin’emon y los demás. Orochi llevado por la rabia, agarra a Momonosuke y se acuerda que él es el general del enemigo, así que ordena que preparen el puesto de crucifixión en el escenario. Está decidido a matar al sobreviviente de la familia Kozuki y poner punto y final a la historia.

Al mismo tiempo, en las aguas cercanas a Onigashima, los vainas rojas que viajan a bordo del submarino de Law han logrado contactar con Nekomamushi. Estan discutiendo por la tardanza de este al llegar, aunque en realidad sigue siendo la noche del festival de fuego, así que ha llegado por los pelos. Inuarashi le recrimina que ellos ya se están dirigiendo a la parte más al noroeste de Onigashima, así que Nekomamushi le dice que ya hablaran al llegar y cuelga. Kawamatsu y Kiku se alegran de poder ver a su compañero y Ashura comenta que por mucho que corran ellos ya habran llegado a la puerta trasera. Entonces Law procede a recordar que con un barco normal solo podrían llegar a la puerta delantera, pero lo suyo no es un barco normal, de hecho no es un barco.

Al otro lado del Den Den Mushi, Nekomamushi informa de la situación al resto. Al parecer Marco no venía con ellos y ha sido casualidad que haya llegado al mismo tiempo. Marco le dice a Nekomamushi que el mensaje que le dio para Luffy ya no va a ser necesario, así que este procede a tirar la nota. Mientras, alguien le dice a Marco que no esperaba que fuese a venir, a lo que este le contesta que Oden le caía bien y como lo que pasa en Wano no sale de sus mares no se esperaba que la situación estuviese así. El barco se aleja a toda prisa, y vemos la nota que Nekomamushi ha tirado. En ella se ve escrito: “Tardaré, pero iré. Marco”.

Vamos ahora a ver la situación del ejército del sur, el lado liderado por Denjiro. Allí se han encontrado con Sasaki, uno de los Tobi Roppo, pero como a Denjiro lo conocen como a Kyoshiro no lo relacionan como el enemigo. Este le dice a Sasaki que mantenga en secreto que ha ido a la fiesta. Denjiro también la pregunta al Tobi Roppo que como es que él se está perdiendo el banquete. Es que resulta que está buscando al crio de Kaido que se supone que no puede salir de la isla así que no habrá ido muy lejos. Entonces el bando de Denjiro procede a atar a Sasaki y sin verlo venir lo dejan bien esposado a una columna. Sasaki no entiende nada, pero con una sola acción y preguntándole a esposado si conocía la historia de Wano, Denjiro deja clara sus intenciones. La acción en cuestión es que muestra el símbolo del clan Kozuki tatuado en su espalda. El grupo de Denjiro consiguió retener a uno de los problemáticos Tobi Roppo, y al igual que el ejército del este, se dividieron en dos grupos, el equipo de ataque y el de infiltración

Por otro lado, en el lado de Kin’emon, Chopper se había encontrado a Big Mom. Pues él y Usopp le están disparando con el tanque mientras huyen hacia atrás. Big Mom está muy enfadada, los ha reconocido y quiere la cabeza de su capitán. Kin’emon aprovecha la ventaja, y es que aunque estaban aterrados, Chopper y Usopp huyeron hacia el lado contrario para llevarse a Big Mom lejos. Nami, Shinobu y Carrot, se preocupan por Usopp y Chopper, pero a Nami en seguida se le olvida, aunque vayan a ayudar ellas no van a poder hacer nada así que mejor infiltrarse. Pero de repente alguien les encuentra, es Prometheus, el sol de Big Mom, que al ver a “la secuestradora de Zeus” se enciende en llamas.

Por último vamos ahora al interior del castillo de Kaido. Allí Page One y Ulti están buscando al hijo de Kaido. Page One le dice a Ulti que vaya a buscar por otro lado pero ella no se quiere despegar. Tanto es así que se lanza sobre sus hombros para que la lleve a cuestas. Pero qué mala suerte, caen por una escalera y justo aparecen delante de Monkey D. Luffy que se estaba enfrentando a unos guardias. Los dos se miran y a la vez se preguntan entre ellos por su identidad. Fin del capítulo.

Este capítulo ha sido más normalito a lo que veníamos acostumbrados, y aunque en algunas partes me ha dejado indiferente en otras me ha gustado imaginarme lo que va suponer esos sucesos. Para empezar, Kanjuro ya le ha contado todo lo sucedido a Orochi y a llevado a esta él y Kaido a un malherido Momonosuke, que, por cierto, pretenden crucificar. Luego Nekomamushi se ha puesto en contacto con los vainas rojas y vemos en el barco a Marco hablando con alguien que o es Izo o quizás tengamos otra sorpresa. También está la nota de Marco a Luffy, que aun ya no siendo muy importante ha estado bien. Seguimos ahora con la infiltración del grupo de Denjiro y como han dejado atado a uno de los problemáticos Tobi Roppo, Sasaki. Luego, Chopper y Usopp se llevan a Big Mom detrás de ellos y veremos a ver si luchan o incluso si la derrotan. Porque además Big Mom está sin Zeus, que lo tiene Nami, y sin Prometheus que ahora también está muy enfadado delante del grupo de Nami. Y por último, Page One y Ulti, se han topado de cara con Luffy. Como he dicho, en este capítulo han pasado muchas cosas pero no definitivas, si no para preparar acontecimientos para los próximos capítulos.

 

Y hasta aquí esta humilde review de este de capítulo.

Un saludo de vuestro nakama Shinku y hasta la próxima.

-Shinku

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *