ONE PIECE: REVIEW MANGA CAP. 983 «TRUENO»

 

Bienvenidos seguidores de One Piece a la Review del capítulo 983 de este maravilloso manga. En la portada vemos como Pound ha llegado a Dresrossa y se ha encontrado con Bege y compañía. Una vez dicho esto, empecemos.

Nos encontramos en una de las entradas al País de Wano, la cascada donde las carpas ascienden. En el mar que hay en la cima una sombra se divisa sobre el agua. Es Perospero que ha conseguido evitar la caída y se dirige hacia Onigashima encima de una de sus creaciones de caramelo. Ahora mismo le da igual la alianza que hay entre Big Mom y caído, lo que le importa es que su tripulación salga vencedora y poder vengarse de King, Marco y Luffy.

Al mismo tiempo, en el Barrio de los placeres efímeros dentro de Onigashima, Usopp y Chopper están de vuelta en el tanque. Al parecer Big Mom solo les atacó una vez y eso activó una transformación que le hizo sacar unas piernas. A parte, Big Mom les dejó de perseguir y ahora persigue a Nami y a los demás para recuperar a su querido Zeus. Aunque están un poco heridos, están contentos porque Kin’emon y su grupo han podido avanzar sin problemas y Nami y los demás deberían poder escapar porque Sanji está con ellas. Aunque no se fían mucho de Sanji, pues recordemos que están en el barrio de los placeres.

En el interior del edificio, Prometheus está llamando a Big Mom para que lo siga, aunque ella dice que no hay prisa, los fugitivos se dirigen al escenario así que no tienen escapatoria. Nami, Carrot, y Shinobu tienen al Sol muy cerca están huyendo, mientras se preguntan donde se ha metido Sanji. Pues parece ser que el cocinero ha ido a salvar a las señoritas del lugar. Las chicas continúan corriendo para deshacerse de Big Mom y poder encontrar a Momonosuke. Por cierto, Big Mom le está dando vida a unos cuantos objetos que se va encontrando por el camino. Una sombrilla vieja, unas sandalias entre otros.

Vamos ahora al escenario central. Allí se están preparando para la ejecución de Momonosuke que ya esta crucificado en el centro. Todos beben y celebran felices lo que Orochi les está anunciando por megafonía. Van a tener un show especial de última hora, pues el mocoso que tienen allí es el hijo de Kozuki Oden que se supone que debió morir hace 20 años.

Cambiamos ahora a la ubicación de Zoro. Este se encuentra dentro de la fortaleza luchando contra usuarios de smile que no dejan de aparecer. Por lo que dicen esos usuarios pertenecen al grupo de los gifters que son más de 500 y resulta que hace tiempo ellos también intentaron convertirse en el rey de los piratas pero se unieron a Kaido y están intentando convencer a Zoro para que haga lo mismo. En otra ubicación, pero en una situación similar se encuentran Kid y Killer. Aunque sus enemigos se despistan porque Kaido está buscando a alguien y Kid aprovecha para lanzarles un ataque.

Y por fin vamos ahora donde lo dejamos en el capítulo anterior. Recordemos que Page One y Ulty aparecieron justo delante de Luffy. Ulti se enfada con Luffy, sin saber aun quien es, por lo que le ha hecho a su compañero Page One. Aunque, Luffy le replica que en realidad ha sido ella quien lo ha utilizado para bajar las escaleras como trineo. Ulti le pregunta quién es y a qué grupo pertenece, pero sus aliados le dicen que es uno de los intrusos. Entonces Luffy se presenta. “Soy Luffy, y voy a ser el Rey de los Piratas”.

Todos alrededor se empiezan a reír y Ulti se enfada, pues ellos creen que Kaido será el próximo Rey de los Piratas. Ulti se enfada tanto que da un salto y se prepara para atacar a Luffy con un cabezazo, ataque que Luffy también utiliza a menudo y se dispone a recibir con su fuerte cabeza. Los dos aguantan fuertemente pero al chocar su haki provoca una explosión de poder. Los allí presentes creen que Ulti le ha destrozado el cráneo a Luffy, pues saben que sus cabezazos son increíblemente fuertes.

Pero algo sorprende a los allí presentes. Los dos Tobi Roppo se transforman con sus respectivas frutas del diablo. Ya sabíamos que la fruta de Page One era la Ryu Ryu no Mi modelo Espinosaurio, pero ahora descubrimos también otra de las frutas de los Tobi Roppo. Ulti es usuaria de la fruta de tipo Zoan Prehistórica, la Ryu-Ryu no Mi modelo Paquicefalosaurio, el dinosaurio ese que pegaba cabezazos y que tenía un cráneo súper duro. Y es que los dos se han trasformado porque han reconocido que Luffy es fuerte de verdad y muy hábil. Los allí presentes no se lo creen y piensan que le han partido la cabeza a Luffy. Pero Ulti les hace callar, está sintiendo un poderoso haki.

Luffy reacciona y decide ponerse serio. Se lanza contra Ulti, la agarra de los cuernos y la lanza contra el suelo. Page One aprovecha para darle un mordisco pero Luffy lo esquiva agarrándose de del techo. Rápidamente se posiciona debajo de la boca del Espinosaurio y le propina un fuerte golpe con la Elephant Gun. Ulti, que ha visto lo que le han hecho a su compañero, se acaba de transformar en dinosaurio y agarra por los hombros a Luffy con sus garras. Esta muy enfadada, e incluso sus compañeros le dicen que se calmen por el bien de la resistencia de la fortaleza.

Luffy está contra las cuerdas, pues Ulti va a lanzar su ataque Ulti Meteor. Entonces este se prepara para activar la Cuarta Marcha. De repente alguien aparece y golpea a Ulti con un garrote y un ataque llamado: Trigram del Trueno. Esta misteriosa persona tiene tapada la cara con una máscara y lleva unas esposas rotas en sus muñecas. Pues resulta que es nada más y nada menos que Yamato, el hijo de Kaido. Este se planta delante de Luffy, lo agarra y huyen de los hombres que quieren atraparlos a ambos. Mientras huyen Yamato le dice que no va a lastimarlo, y aunque a Luffy ya había percibido eso le dice que necesita avanzar. Yamato sigue corriendo, y le dice a Luffy que lo ha estado esperando todo ese tiempo y se presenta. Él es Yamato, el hijo de Kaido.

Capítulo que me ha gustado bastante pero por como se ha resuelto la situación final. Al principio vamos viendo pequeños fragmentos de alguno de los diferentes frentes que se han ido abriendo. Pues como Perospero está llegando a Onigashima, la persecución de Big Mom a Nami y los demás que se dirigen a la zona del escenario donde justamente ahora ya esta crucificado Momonosuke. También vemos a Zoro y a Kid y Killer, enfrentándose en diferentes lugares. Pero como he dicho antes, lo mejor es la parte final. Ya no solo por la pelea entre Luffy y Page One y Ulti, ni por descubrir la Akuma no Mi de Ulti y que la transforma en un Pachycephalosauros. Y es que al fin ha aparecido el hijo de Kaido y al menos a mi me ha sorprendido que no quiera hacer daño a Luffy y que parezca más bien un aliado o un fan. Veremos a ver como avanza todo

 

Y hasta aquí esta humilde review de este de capítulo.

Un saludo de vuestro nakama Shinku y hasta la próxima.

-Shinku

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *