REVIEW DE «91 DAYS»

 

(ALERTA SPOILERS)

 

En julio del 2016, Hiro Kaburaki nos presenta una serie OneShot de 12+1 episodios que no pueden dejar indiferente al espectador. 91 days, producida por el estudio Shuka, es quizás una de las mejores ficciones del hampa que la animación nipona ha creado y una de las mejores y quizás algo desconocidas del cine (sí, las series también son cine, camaradas.)

La historia que nos ocupa se basa en los años de la ley seca americana. Exactamente la narración ocurre en la ciudad de Lawless. El protagonista Angelo Lagusa, hijo de Testa Lagusa, se queda huérfano en una fría noche de invierno. Después del asesinato de su familia, habiendo sido este espectador en la sombra, huye para salvar su vida. Siete años después el muchacho, ya un adulto, recibe una carta anónima revelándole todos los nombres, menos uno, de los asesinos de su familia, la familia Vanetti. Es entonces cuando Angelo, con la ayuda de su amigo de infancia Corteo, y bajo el nombre de Avilio Bruno, vuelve a la ciudad para poner en acción su majestuoso plan de venganza contra los Vanetti.

 

I: LA NOCHE DEL ASESINATO.

Comienza la serie con el asesinato de la familia Lagusa. A manos de los Vanetti mueren todos menos el hijo mayor Angelo. Él escapa y pasa siete años escondido, sobreviviendo. Cuando ya es un hombre adulto, en un día de lluvia su casera le hace llegar una carta anónima que va dirigía a él. En ella aparecen todos los nombres de los asesinos, todos menos uno. Entonces nuestro protagonista pondrá en marcha su plan de venganza. Con la excusa del contrabando de alcohol en plena ley seca, se acerca a los Vanetti, en concreto a uno de los hijos del Don, Nero Vanetti. Avilio se pondrá en la piel de un fiel protector y “meritorio” prácticamente, con tal de entrar cada vez más y más dentro del círculo íntimo de la familia Vanetti.

 

II: EL FANTASMA DEL ENGAÑO

En este segundo episodio nos encontramos con que los Orco, la familia rival de los Vanetti, ya han emprendido su ataque y defensa. Serpente, un esbirro de Don Orco, será una de las pesadillas de la familia. Los Vanetti, después de enterarse de que este casi mata a Vanno Clemente, uno de los protegidos e la familia, emprender la búsqueda y captura de Fango, el sicario loco de Don Orco. Tendiendo una trampa a Fango, este escapa pero Serpente es apuñalado y asesinado por la espalda. Avilio y Vanno se lo llevan para enterrarlo. Es entonces cuando Avilio, Angelo, se delata, se presenta ante Vanno y asesina al mafioso.

 

III: RASTREANDO PISADAS

Después del asesinato de Vanno, Avilio vuelve a casa tras continuar con la farsa y engañar a la familia con lo sucedido. Nos encontramos en el piso de Corteo en donde Avilio le cuenta todo a su amigo. En este capítulo se nos presenta al personaje de Don Orco. Un señor corpulento que siempre está comiendo.

La familia empieza a sentirse atacada y en peligro. Avilio y los Vanetti deciden tenderle una trampa a Fango utilizando el cuerpo sin vida de Serpente. Después de un tiroteo Fango escapa de las manos de la familia dejando atrás a su gorila. Entra en juego la mano de la policía al final del capítulo.

 

IV: PODER PARA GANAR Y LO QUE VIENE DESPUÉS

En el cuarto episodio no encontramos prácticamente en una road movie de mafiosos. Nero y Avilio emprenden un viaje hacia lo remoto del estado. Durante este viaje vivirán pequeñas experiencias que harán que se abran el uno con el otro. El elemento dramático del capítulo es el mercenario que va en su busca para asesinarlos. Es un ser indestructible y con una fuerza extraordinaria que será finalmente destruido por nuestros dos protagonistas.

 

V: EL PODER DE LA SANGRE

Comenzamos el capítulo en un restaurante de carretera en el que Nero recibe una llamada de Barbero revelándole que los Orco se han deshecho de Fango y ahora este va por libre. De regreso a la ciudad Nero lleva a Avilio a la Cabaña donde cocinan el licor con el que trafican.

Por su cuenta, el núcleo duro de los Vanetti conspira contrala facción de Barbero y Nero. Estos deben huir después de un intento de llegar a la casa familiar. Entonces uno de ellos resulta herido y se verán obligados a pactar con el nuevo Fango para poder salvar sus vidas y ocultarse de sus captores.

 

VI: MATAR UN CERDO

Una vez en La isla ya se encuentran a salvo bajo la protección de Fango. Entonces a Avilio se le ocurre una gran manera de matar a Don Orco. Deciden ir a visitarlo a su restaurante y hacer las paces compartiendo el negocio el licor. Una vez en la cabaña se desata la acción. Los Vanetti rebeldes, llamémoslos así, inician un tiroteo contra los Orco. En medio de esta acción, y asegurándose de que Don Orco presencia toda la acción, Avilio asesina a Nero como le había prometido al jefe rival antes de entrar en la cueva. Finalmente vemos que eso fue un acto para que Orco tomara confianza con Nero y bebiera el vaso envenenado. Todavía no ha llegado el día de la muerte de Nero. Al regresar a la ciudad, Fango toma el mando de la familia Orco asesinando al capo y dándoselo de comer a sus esbirros en esa lasaña que el ya difunto jefe tanto criticaba.

 

VII: UN MAL JUGADOR

En este capítulo se retoma la sub trama de la hija de los Vanetti y su marido Ronaldo. Cada vez se nos evidencia más lo macabro dentro de Ronaldo. Después de una cena con el nuevo jefe Fango, Nero y Avilio van a uno de los bares del recién jefe. Es entonces que allí les encuentra Ganzo, mano derecha del jefe Vanetti. Las facciones de la familia están enfrentadas pero él actúa como mediador. Más tarde Fio es quien va al encuentro de su hermano Nero. Esta se lo lleva a una reunión de los hermanos en la que ya vemos a un Frate consumido por la rabia y las drogas que Ronaldo le suministrara con tal de someterlo.

En este capítulo se desata la ira de Frate y la de Fio. Avilio tiende una trampa a Ronalo pero este solamente sale con una herida en el hombro. En un acto de presunta paz, Nero le lleva a Fio un ramo de flores en el que escondido hay un arma con la que ella, por fin, mata a su marido. Por otro lado, Frate ya no es Frate. Nero y Avilio van en su busca y Nero, en defensa propia, acaba asesinando a su hermano.

 

VIII: DETRÁS DE LAS CORTINAS

Los planes de Avilio se verán amenazados por el hastío de Corteo y los planes de desarticulación del jefe de policía de Lawless. El jefe de policía se resiste a sucumbir a los sobornos e los Vanetti pero después de la explosión de su coche en el que él creía haber perdido a su familia sucumbirá.  Avilio le pide a Corteo que desaparezca de sus vida. Corteo finalmente se fue a trabajar a la Cabaña con Barbero. Finalmente este, después de ver que Fango mató al inocente jefe de policía, y encontrándose bajo el amparo de Fango, acaba matando al jefe loco con una de las botellas del famoso licor.

 

IX: MIS OSCUROS DESIGNIOS

Después de sus actos, Corteo decide huir amparado por una espesa niebla que cubre la ciudad. Al subir al tren de su libertad es asaltado. Corteo es detenido y torturado por los Vanetti. En un descuido, o eso nos hacen creer, se escapa pero es atrapado de nuevo. Esta vez su captor es el individuo anónimo que envió la carta a Avilio.

Después de todo, el jefe Vanetti decide delegar sus funciones en su hijo Nero. Nero es el nuevo jefe de los Vanetti. Avilio, siguiendo con su farsa, o no, rinde su respeto al nuevo jefe de la familia.

Finalizamos el capítulo con Avilio descubriendo que el dueño de esa carta no es otro que un Vanetti, Ganzo.

 

X: PRUEBA DE BUENA FE

Avilio es enviado a Chicago para hacer negocios con la familia de los Galassia. La familia se abre a hacer negocios y mantener su reputación. Barbero comienza a dejarse llevar por sus sospechas contra Avilio. Por otro lado, Avilio y Corteo deciden retirarse por un tiempo al piso de Avilio. Finalmente los Vanetti consideran que Avilio debe morir por todos sus actos y Nero decide que sea Avilio, Angelo, quien debe apretar el gatillo y matar a su hermano.

 

XI: TODO FUE EN VANO

Los Galassia han llegado a Lawless con motivo de la inauguración de la opera organizada por el jefe Vanetti. Avilio todavía se siente convaleciente del asesinato de Corteo. Por otro lado, Ganzo y Avilio siguen maquinando su plan de venganza en el que desgraciadamente Ganzo también está en el punto de mira pese a ser aliado.

Cuando comienza la función Avilio se pone en marcha. Mata a Del Toro y es descubierto por Barbero. Este lo lleva una habitación apartada para interrogarlo y matarlo. Cuando barbero va a disparar a la cabeza del protagonista, Ganzo le dispara primero. Barbero ha muerto. Avilio es libre para finalizar su venganza. Nero lo descubre y va en su busca. Palco contra palco. Cuando Nero y el hijo Galassia ven que Avilio no mata a Vanetti, sino que mata a Don Galassia, el hijo Galassia mata a Ganzo y se convierte, sin dudarlo, en el jefe de la familia de Chicago. Finalmente lo sucedido hace empeorar el estado de salud de Vanetti y fallece en manos de Nero.

 

XII: SORTEANDO EL SUCIO FIRMAMENTO

Avilio es retenido y descubierto por Nero. Nero lo secuestra y se lo lleva lejos de la guerra entre las familias. Volvemos a una road movie  en el que los personajes se sinceran, se odian y se aman, y finalmente….

 

ANÁLISIS

91 Days es una serie bastante maltratada por la opinión. Si es cierto que no es una serie completa en cuanto al lenguaje y a la narrativa visual. Pero su riqueza se encuentra en otros aspectos. Se trata de una serie que es imposible no disfrutarla. Cierto es que tiene un ritmo irregular. Durante los primeros capítulos nos tiene encogidos y tensos. Durante los siguientes capítulos hasta el capítulo ocho, más o menos, la trama se ralentiza, y aunque pasan cosas importantes y de carácter tenso y trepidante, no constituyen un mantenimiento de esa tensión y ese juego de las expectativas. De todos modos el hilo narrativo e la venganza de Angelo es magnífico. Pocas veces se ve en el cine una venganza tan bien maquinada, no da lugar al error o al azar. El propio personaje dice, pese a que uno de sus partners exclama que todo se va al traste, que los planes están saliendo a la perfección.

Nos encontramos ante una serie de familias el hampa que luchan entre si y no solo eso, sino que la propia familia lucha contra si misma dentro de ella. Se nos presenta una historia de venganza inteligentemente orquestada. Sin dejarnos llevar por el común argumento de los giros de guion, la historia es totalmente caleidoscópica en el sentido de los cambios del hilo narrativo. Cuando Avilio parece que va en una dirección resulta hacerlo en la contraria. No sólo engaña a los Vanetti sino que también confunde al espectador.

Es evidente y esencial entender que la serie se construye y se nutre de unos referentes claros y nombrarles. El más notable sería la trilogía de El padrino de F.F.Coppola. Ciertos planos como el intento de asesinato de Fango por parte de Avilio, el desenlace en la ópera, el licor como elemento dramático aunque de poca importancia, la época en la que se basa la historia y el origen de los personajes. Hiro Kaburaki se ha apoyado en esos referentes para crear esta historia de delincuentes y venganza. A diferencia de los referentes, y consideramos que no se le da un uso narrativo ni estético, si cabe, la paleta de colores de la serie es bastante básica y apagada.

En ShiroAnime quisiéramos dar nuestra propia visión del trasfondo o, más bien, una lectura personal de lo que hemos visto en estos 12 episodios. Avilio, mientras presencia la masacre de su familia, se esconde en un armario hasta poder escapar. Ya se nos indica el carácter oculto que el personaje llevará consigo durante toda la trama. Estar dentro de un armario como metáfora del hecho de que Avilio oculta su identidad. Por otra parte, Nero era uno de los objetivos claros del personaje pero durante toda la trama Nero no sufre un rasguño a manos de Avilio, es más, en cuanto a desenlace, los roles y los objetivos de los personajes se cambian por los del otro. Consideramos que la metáfora de estar dentro de un armario, el hecho de ocultar algo, va más allá de lo obvio. Podríamos especular acerca de una fuerte relación de amistad y odio que experimentan los dos titanes o quizás añadirle un punto sentimental que podría sugerirse, si se quiere leer así, pero que lo dejamos en el aire. lo consideramos así ya que, aunque uno de los mejores puntos de la serie es el hecho de no enredarse en historias de amor innecesarias, que se sugiera ese tipo de sentimiento en Avilio engrandece y dramatiza muchísimo más su cometido.

Uno de los aspectos más considerables y curiosos lo encontramos en el CAP V:

CAP V: El plano inicial del plato de comida no solo nos indica donde se encuentran los personajes sino que remite a la inminente noticia en los que los Orco están involucrados. Se acabará esta breve aventura de carretera, el crepúsculo de esta road movie que con un gran plano generan el que el choche se aleja remite a las películas de fin de género como “The Man Who Shot Liberty Valance” (1962) de John Ford en la que el director, para mostrar el cierre y crepúsculo del género, hace un plano semejante al de la serie nipona pero con un tren alejándose.

Signal de Toru Kitajima. Lo más inconmensurable de la pieza. Al más puro estilo pop punk/rock alternativo Signal nos prepara para la nueva entrega de 91 Days. Como hemos dicho es inconmensurable, así que dejamos esa noche salvaje para vosotros.

Nos vemos dentro de doce episodios más. Un saludo camaradas.

Que dios bendiga el cine.

 

-Kiiro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *