REVIEW DE «BOKU DAKE GA INAI MACHI» (ERASED)

 

(ALERTA SPOILERS)

 

En el año 2016 se estrena en la pequeña pantalla uno de los animes más comentados de la década. “Boku dake ga Inai Machi”- “Erased (Desaparecido)” es una de las series más extrañas y atractivas del panorama. La trama narra la historia de Satoru Fujinuma, un autor de manga que por mucho que lo intente no consigue triunfar en el gremio. Vive en una pequeña ciudad en la que sobrevive repartiendo comida a domicilio. Una mañana, en pleno servicio, sufre una REGRESIÓN. Satoru sufre a menudo estas regresiones, lo que implica que rompe el tiempo y el espacio, al menos en su línea temporal actual, y le hace retroceder en los mismos con un sentido de prevenir una situación del todo peligrosa y catastrófica. Al inicio de la serie el personaje sufre un accidente a causa de la intervención en la detención de un camión desbocado. Una vez despierta en el hospital le va a visitar su compañera de trabajo, Airi. Ella le da los ánimos para salir y volver a casa. Una vez en casa descubre que su madre está allí. Ha venido a pasar unos días y a cuidarlo. Ambos deciden ir a comprar para preparar uno de los famosos curris de su madre. A la salida del supermercado Satoru sufre de nuevo una regresión. En ese momento le pide a su madre que observe bien la situación porque va a suceder algo que es cuestión de vida o muerte. En ese momento la madre descubre y desbarata un intento de secuestro. Al día siguiente la madre contacta con un antiguo compañero de trabajo de la redacción en la que se ganaba la vida. Ella cree haber descubierto que el criminal que asesinó a tres niños casi 20 años atrás puede haber vuelto a las andadas. Es entonces cuando Sachiko, la madre, regresa al apartamento sin cerrar la puerta y el secuestrador entra y la asesina por la espalda. Después de perpetrar el asesinato el criminal sale del apartamento, llega a las escaleras y se cruza con Satoru, que vuelve a descansar. Al cruzar la puerta se encuentra la escena del crimen en el que una vecina, comprobando él el estado del cadáver de su madre, le acusa del crimen. Satoru decide huir y esconderse. A partir de ahí sufrirá la mayor regresión de toda la serie: Satoru volverá con su conciencia de joven maduro al pasado, a su cuerpo de niño de 9 años en su pueblo natal en donde deberá solucionar y evitar que ocurran los terribles secuestros y asesinatos antes mencionados.

 

ANÁLISIS

Si algo diferencia a esta serie de las demás es el marcado punto de partida que nos presenta. Se obvian las típicas posibilidades de una máquina del tiempo para resolver errores. El propio protagonista es un “mejorado” o ha nacido con un don que le permite viajar en el tiempo y el espacio para resolver posibles situaciones potencialmente peligrosas. Sí es cierto que los viajes en el tiempo en la historia del cine se han tratado en un sentido fantástico. (Ciertamente, los viajes en el tiempo en la actualidad ya son una realidad, a un nivel sub atómico eso sí). Es por ello que el rumbo que acaban tomando todos los acontecimientos de la serie derivan en la premisa de que por mucho que intentemos cambiar el pasado no nos dejará un mejor futuro.

Retomando el don de Satoru, no solamente se reduce a su persona. A Sachiko la podríamos considerar como una vidente. No es algo importante, pero ayuda a entender ternura y comprensión con la que trata a su hijo una vez el Satoru del futuro está en la línea temporal alternativa de su pasado.

Durante toda la historia el personaje tiene las oportunidades suficientes para no tener que sufrir la regresión que le lleve a su pasado y afrontar los acontecimientos. Consideramos que el desarrollo de la historia no se rige por las desventuras del personaje sino por la mano caprichosa del autor, del guionista. Muchos de los personajes son blancos, básicos, incongruentes e irracionales. Poniendo de ejemplo a Kayo, se nos presenta a un aniña solitaria que sufre el maltrato en su casa y siempre se ha visto sometida. En los momentos en que Satoru pretende salvarla ella debería sentirse más en libertad. En cambio, durante toda esa etapa de salvación, en ningún momento vemos a la joven actuar por su cuenta, siendo dueña, mínimamente, de sí misma. Sin alejarnos de la amiga del protagonista, de repente, en el clímax de la subtrama, se nos presenta al personaje de la abuela. Este personaje podría haber hecho acto de presencia mucho antes en la historia, de igual manera que el cambio de rictus y de personalidad de la maltratadora madre de Kayo es realmente inverosímil e incomprensible, sobre todo por el hecho de que después de todo no sufre castigo alguno. El guionista intenta llenar un tiempo muy valioso para enredar y oscurecer la trama, en cambio dilata la resolución de algo que se habría resuelto en un capitulo y medio.

Por otro lado, la serie trata la figura de un profesor de instituto que termina siendo un pedófilo y un asesino. El personaje es ladino, blanco y vacío. En el desenlace de la serie el personaje explica sus orígenes narrando que en su infancia comenzó a ver a gente con hilos de tela de araña en la cabeza. ¿QUÉ SENTIDO TIENE?  Y finalmente, después de su monologo se sugiere y recalca la idea de que él, el criminal, está enamorado de Satoru.

Pese al destino final que sufre el protagonista, esas señales del destino que le han llevado a perder 15 años de su vida le hacen reencontrarse con su antigua compañera de trabajo, la cual realmente nunca lo llegó a ser, y se cierra la historia con el inicio de una historia.

 

LENGUAJE

En cuanto a una construcción narrativa clara y específica podríamos señalar dos aspectos. El primero es el cambio de formato, la modificación del aspecto de la imagen. Cuando Satoru accede a la línea temporal de su pasado el formato de la imagen se cierra. Desde un punto de vista del montaje, este cambio en el formato podría haberse hecho mucho más narrativo y visual. Se realiza por un simple corte, un corte a negro. En la línea temporal de su presente el formato es completo, ocupa la pantalla completa. Una vez estamos en el pasado el aspecto cambia rompiendo el formato predeterminado indicando así no solo la importancia de la situación, sino también la diferencia física de las dos líneas temporales.

El siguiente aspecto, es el corte de luz en la pared trasera a la mesa del profesor en el aula de la escuela del pequeño Satoru. Se dibuja un corte de luz formando una diagonal que corta al profesor del joven marcando el aspecto siniestro del personaje, el cual siempre pare estar aprovechando la situación para ayudar a un colectivo, pero solamente lo hace en su propio beneficio. Quizás una de las cosas más notables y lógicas de la serie.

En cuanto a la representación de esas líneas temporales se nos representan como el metraje de una película. Si esto se nos presentaran un momento en el que nuestro personaje se encontrara a las puertas de la muerte tendría un sentido con la acción, básico y banal eso sí. Si el lector considera que estamos equivocados al afirmar que ni reside un sentido en ello hacédnoslo saber.

En cuanto al punto de vista, la contante presencia del punto de vista evidencia que no hay duda de que el punto de vista reside únicamente en Satoru.

 

LIVE ACTION

En el mismo año del estreno del anime se rodó la versión LiveAction de la historia del manga. Con esta versión de acción real de la historia sucede exactamente igual que con la parte de cambio de formato en el anime. La serie de acción real tiene un detalle por los espacios y la fidelidad con los planos del anime. Se percibe un mayor detalle y dedicación en la realización, aunque tampoco diríamos que supere al original, siempre refiriéndonos al anime. Ambas piezas se complementan y contienen, en general, el mismo valor audiovisual.

Siendo sinceros, lamentamos la inexactitud y la brevedad del análisis. Realmente la serie tiene una idea genial pero de una pésima realización y estructura narrativa, en cuanto a la historia. Pero jamás dejaríamos de recomendarla. La serie trata unos temas ciertamente conflictivos, presentes, desagradables y complicados. El abuso a menores es una lamentable realidad que, con ánimo de retratarla y utilizarla en un sentido crítico, podría haberse realizado mejor.

Esperamos que este análisis os anime a visualizar la serie y a añadir o rebatir información.

 

Nos vemos, Camaradas.

Que dios bendiga el cine.

-Kiiro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *