REVIEW DE «ELLA Y SU GATO»

 

Makoto Shinkai, 1999. El virtuoso nipón ya en sus inicios hacia verdaderas maravillas. Una de ellas es “She and her cat”, un cortometraje costumbrista desde el punto de vista de un gato callejero rescatado que relata sus días con su nueva dueña de la que se enamora rápidamente. Como ya es eterno y clave en sus obras la acción sucede en lo que parece ser una pequeña ciudad de Japón. Ya desde el comienzo escuchamos la voz en off del felino. Comienza narrando olores y sensaciones concretas que le sugieren los acontecimientos que le suceden. Un sentimentalismo pseudoromántico que personifica de una manera ya habitual en el anime a un animal. Contrapuesto a esto es el hecho de que nunca, en ningún momento escuchamos la voz de la joven ni podemos ver su rostro. De nuevo eso que se nos muestra pero no se nos dice: tenemos un gato consciente y pensante y un ser humano consciente pero bloqueado, mudo inclusive. Hecho que también remarca la relación de ambos, pues nuestro adorable, aunque siempre mejorable dibujo, nos dice que llega incluso a enamorarse de ella, pero todo nos lleva a que eso sea una anécdota.

En cuanto a la fotografía, el blanco y negro para especificar que se trata de un hecho del pasado en el que se respira la melancolía que dejan ver los cortes de luz que se remarcan con la fotografía en blanco y negro. Costumbre y silencio. (La absurda lucha del presupuesto. Es posible que el hecho de montarla en blanco y negro, incluso los planos cortos, se deban a la falta de medios. Yo siempre negaré la mayor. Contar una historia cuanto menos profundo con una sucesión de planos detalle o enteros muy cerrados no está al alcance de todos.) Como decíamos, planos cortos marcando el tono personal y sentimental y el punto de vista del gato, el protagonista absoluto.

La comparación de los aromas del exterior y de la primavera junto con los de ella cuando se arregla para salir al trabajo: cualidad de una mascota, su dueño es todo lo que podría llegar a conocer. Es un todo para él, de ahí el uso del enamoramiento como una exageración, una hipérbole de la realidad.

Es evidente que Shinkai ya escribió una historia sobre el amor de un humano y un gato. Pero la ciencia de la pseudoriginalidad es otra historia.

Lo mejor: que siempre lo hace mejor que bien. Lo hace superior.

Lo peor: que se acaba.

Os facilitamos el enlace para que disfrutéis de una de las mejores películas del Master of the universe, Shinkai.

 

Samanté, Camaradas.

Que dios bendiga a Makoto Shinkai.

 

LINK: https://www.youtube.com/watch?v=jeW9vZz2RY4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *