REVIEW DE STEINS;GATE (CAPS 1-12)

(ALERTA SPOILERS)

Animes, camaradas. Volvemos con una de las series más valoradas y aclamadas de la década basada en un videojuego, primer artículo de esta casa en ese sentido. Stains Gate. La serie narra la aventura fisicotemporal del autodenominado científico loco Okabe, con sus compañeros de investigación. En estos primeros 12 capítulos se nos presentan La noción del tiempo, el viaje en el tiempo y la causalidad son temas recurrentes a lo largo de la historia y los diferentes personajes: Makise, la segunda de Okabe; Mayuri, la rehén, como ella dice, de Okabe; Hashida es el informático, el ingeniero del grupo y, desde un punto de vista personal, el personaje más despreciable y machista; y sin olvidarnos de uno de los protagonistas, el IBN-5100. La herramienta sin la cual la trama no podría haber avanzado y el cual perdemos en los últimos capítulos de este bloque por un cambio en las líneas temporales. Pensemos que es la inevitable cultura sexualizante de los animes y mangas… Juntos, desde el piso franco – laboratorio elucubran, crean e investigan en los viajes en el tiempo con los artefactos que encuentran para ello. En concreto uno de ellos es un microondas, otro un fluorescente de luz, parecido a un sable laser.

La intención de esta review es ponernos en situación de la primera mitad de la serie. Con toda la dosis de paranoia se nos presenta una aventura de líneas temporales que no hacen sino cambiar el paso del tiempo y el cambio del pasado de los “héroes” y de los “villanos”.

La historia comienza cuando Okabe y Mayuri asisten a la ponencia de un reconocido científico, en la que tiene intención de desvelar su investigación sobre viajes en el tiempo. Él reconoce todo lo que expone el investigador como una copia del trabajo de una misteriosa persona de nombre John Titor. Tras montar una escena abandona la charla y se encuentra con Makise Kurisu sólo para encontrarla muerta instantes después. Todo comienza a volverse muy surrealista. Continuamente se realizan dobleces y cambios en las líneas temporales. Una de ellas en concreto lleva a la realidad de Okabe a que la cultura otaku no haya llegado nunca a su ciudad. No encontramos una gran revelación o acontecimiento clave durante esta primera parte más que el del final del capítulo 12 cuando Kitty, revelada como una villana asesina a sangre fría a Mayuri.

Uno de los aspectos más curiosos es el hecho de que durante estos primeros 12 capítulos no sabemos nada en absoluto de lo que hay detrás, o mejor dicho, más allá de nuestros amigos científicos. Otro aspecto, en cuanto al poco lenguaje que hay, es el hecho que cuando es de día, la luz de la escena, secuencia, es de un tono superpuesto, es decir, la luz aparece quemada. Una luz demasiado fuerte. Hostilidad seria la lectura que nosotros proponemos.

Se ha dicho mucho que la serie tiene dos grandes puntos de apoyo y consistencia. Ellos pueden ser el guion, los engranajes de la historia, la materia de la física y esa ficción de los viajes en el tiempo. Basando en los últimos acontecimientos científicos y en todos los avances en el conocimiento teórico se crea una estructura mágicamente digresiva y rica en multiversos de posibilidades en el camino. Obviamente estamos ante una historia de ficción, de ciencia ficción fantástica, puesto que aunque los viajes en el tiempo son una realidad a día de hoy, una realidad sub atómica, sigue siendo una fantasía. Y además la construcción de los personajes. Se nos presenta unos personajes de una media de edad que ronda los 20-25 más o menos. Uno de los puntos que hacen al espectador empatizar. También el hecho de su entusiasmo por la materia de la ciencia, el hecho de que haya un friki informático, varias jóvenes otakus, etc.

Hemos hecho un camino de 12 capítulos en los que ha habido conflictos, descubrimientos, vicisitudes, malgasto alimentario…

Desde nuestro punto de vista, en esta primera parte de la serie todo se reduce a la monotonía, la tendencia a sexualizar a los personajes, a algún chiste malo y al contante cambio de línea de tiempo
siempre sin dejar el punto de vista de nuestro científico loco. Es un anime de lo más interesante en cuanto a la materia que trata y al misterio que nos espera en la segunda mita. Por otro lado hay
aspectos muy innecesarios que personalmente nos han hecho desconectar.

Os dejamos a continuación la lista de los capítulos que hemos dejado atrás:

I «Prólogo del principio y el fin» (Hajimari to Owari no Purorōgu)
II «Paranoia de viajes en el tiempo» (Jikan Chouyaku no Paranoia)
III «Paranoia de procesos paralelos» (Heiretsu Katei no Paranoia)
IV «Encuentro de fluctuaciones abstractas» (Kūri Hōkō no Randevū)
V «Encuentro de cargas eléctricas en conflicto» (Denka Shōtotsu no Randevū)
VI «Divergencia del efecto mariposa» (Chōyoku no Daibājensu)
VII «Divergencia de la singularidad» (Dansō no Daibājensu)
VIII «Homeoestasis de la teoría del caos» (Mugen no Homeosutashisu)
IX «Homeostasis de ilusiones» (Gensō no Homeosutashisu)
X «Homeostasis de complementos» (Sōsei no Homeosutashisu)
XI «Dogma de las fronteras espacio-tiempo» (Jikū Kyōkai no Doguma)
XII «Dogma de límites estáticos» (Seishi Genkai no Doguma)

Os esperamos al final de esta aventura, Camaradas. Mientras tanto:

Que dios bendiga el cine.

-Kiiro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *